Un tranquilo lugar de aquiescencia

domingo, 21 de abril de 2019

La paradoja M

«Una paradoja (del latín paradoxa, ‘lo contrario a la opinión común’) o antilogía es una idea extraña opuesta a lo que se considera verdadero a la opinión general»


La paradoja M

A mediados de 2019 la onda Beresheet, en hebreo la ampulosa palabra significa Génesis, aluniza en el satélite de nuestro querido planeta quedando destrozada en el impacto contra la superficie. Los israelís, en vez de desanimarse, comienzan sendos proyectos de construcción de hábitats extraterrestres que, de manera autosuficiente, puedan dar cobijo a humanos, ya sea en el vacío del espacio exterior o en la superficie de un planeta.


Los ingenieros de ambos equipos ponen mucho celo en calcular y diseñar todos los pormenores del acondicionamiento humano fuera de nuestro acomodaticio planeta: tuberías, bombas y salidas de oxígeno repartidas con doble sistema por todos los rincones de la casa, la aclimatación también se reparte en un doble circuito de seguridad por sí uno de los dos fallase, se une al ecosistema un sofisticado sistema de temperatura autorregulable según las inclementes temperaturas exteriores, se contemplan en los saneamientos chorros aspersores de baja potencia y secadores de higiene íntima con ventilación templada, todo para eliminar el uso de celulosa en la limpieza, se incorporan baldosas antideslizantes en suelos, paredes y pasillos, agarraderas en techos y paredes, aunque de porte antiestético, poseen el impagable uso en una situación de gravedad cero, en la que los habitantes desconocen si la gravedad les jugará una mala pasada y les hará falta gatear de manera invertida por el techo, las plantas y flores necesarias para recrear una atmósfera y dar un toque de habitabilidad poseen focos de luz y regaderos automáticos implantados en el propio subsuelo donde la tierra de la maceta queda recubierta por una capa de plástico ultrafino muy resistente, en el ambiente de una casa terrestre hay polvo inocuo, pero en un hogar espacial la tierra de las macetas no debe encontrarse flotando alegremente por el comedor, además, todas las estancias poseen capacidad estanca por lo que ante alguna fuga de oxígeno, un desperfecto en las paredes o ante cualquier otro imprevisto, los habitantes podrían llegar a sobrevivir en una única estancia hasta que pudieran arreglar, por sus propios medios, el desperfecto... En fin, que los ingenieros israelís realizan miles de cálculos para garantizar el éxito de la subsistencia humana en el espacio profundo.


El primer hábitat, el DomSheet, una mezcolanza entre el ruso y el hebreo, significa «casa de papel», se lanza en órbita geoestacionaria al planeta Tierra a finales del año 2020, y en su interior conviven tres cosmonautas: un ruso, un chino y una israelí.
(Las siguientes conversaciones se han traducido del inglés, ya que ese es el idioma vehicular entre los tres cosmonautas).
—Joder, parecía un castigo del dios cristiano, el 25 de diciembre, sí, Navidad, o día M, como llamé a aquel día. Ya, ya, es que la gente no tiene sentido del humor, y eso que fuimos nosotros los que vivimos los peores días de nuestra vida. Aquello... Aquello flotaba por toda la casa, por el comedor, en las habitaciones, en la biblioteca, joder, suerte que la israelí había cerrado la cocina, no quiero ni pensar que hubiera pasado si no hubiera cerrado la cocina... Y lo peor es que todo aquello era en parte mío —Conversación reportada por Iván Tzagerovik el 6 de enero de 2021 para el canal de noticias ruso La voz de Siberia.
—Esa idea de mierda, tan extendida, que Wei Ji —palabra crisis en chino— significa oportunidad no se acercaría ni inmensamente al hedor de ser comparada con lo que sufrimos aquel día. He vivido mucho entre japoneses para haber asimilado parte de sus cotidianidades en la limpieza íntima, doy gracias a los espíritus que a bordo no hubiera ningún astronauta japonés. Hubiera muerto al instante —Palabras cedidas por el cosmonauta chino que no quiso que su nombre trascendiera a la opinión pública.


El 25 de diciembre de 2020, una bomba de la tubería de residuos orgánicos se trabó debido a un compuesto orgánico producido por la evacuación gastrointestinal del cosmonauta ruso, el compuesto, altamente resistente no pudo ser licuado por las cuchillas del desagüe y llegó compacto al orificio principal del sistema de drenaje del sistema sanitario, llegando intacto a la bomba extractora, impidiendo posteriormente el paso del resto de desechos. Al taponar el tubo pero con el motor aún en servicio, se produjo un efecto de retroalimentación contrario, por el cual, los residuos volvieron por la tubería con una fuerza centrífuga de 1,20 metros por segundo... La tapa reventó y la materia oscura campó a sus anchas por las distintas estancias flotando en gravedad cero.


—Suerte que cerré a tiempo la cocina. Sí, la única mujer en el espacio y estaba en la cocina... Sí, ¿se cansaran de usar esos malditos clichés tan infantiles? El ruso y el chino eran unos excelentes compañeros pero unos inútiles en la casa, y encima no me hacían ni caso. ¿Sabéis cerrar las puertas de casa? Les repetía continuamente. Sobre todo cerrad la puerta del lavabo, ¡cochinos! Doctores en astronomía y matemáticas pero no tenían ni idea sobre cómo llevar un hogar, para ellos mis advertencias eran como escuchar al profeta predicar en el desierto, ni caso, ni maldito caso, para ellos sentarse en la letrina con la puerta semiabierta era tradición, ¿acaso tenían miedo de cagar con la puerta cerrada? No volveré a tripular una nave con un chino y un ruso —Palabras extraídas de un reportaje para Inquire de la cosmonauta israelí Danna Stinker.


El proyecto DomSheet se cancela el día 29 de diciembre de 2020, el clima generado, tanto en el ambiente y entre los cosmonautas, hizo insostenible la continuidad del proyecto.
«Por desgracia, la exploración del espacio exterior no queda exenta de problemas cotidianos muy humanos, entre ellos, la Mierda».

93% imaginación
7% realidad
pero es ese siete por ciento
lo que realmente importa.



Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia


No hay comentarios :

Publicar un comentario