Un tranquilo lugar de aquiescencia

domingo, 19 de diciembre de 2010

Cuento de Navidad

Toda esta entrada contiene avances (spoilers) de la trama.


De todos los relatos navideños que he visto y leído, Cuento de navidad de Charles Dickens es sin duda de los más emotivos, por no caer en el exceso de decir el que más.

Este pequeño cuento, todavía tiene el poder de emocionarme, por más veces que lo relea o vea sus distintas adaptaciones a la pantalla. Quien no conoce los avatares del avaro Mr. Scrooge, quien después de recibir la visita de los tres espíritus, Navidades pasadas, presentes y futuras, cambia por completo su manera de proceder en la vida.

Recuerdo cuando era pequeño que todas las navidades daban una versión de dibujos animados, donde los personajes creados por Dickens cobraban vida y adquirían voz. Yo por aquel entonces desconocía quien era Charles Dickens y que aquellos dibujos que tanto me transmitían fueran un relato creado por este gran escritor, más de 100 años atrás. La versión animada, cambiaba un poco los diálogos, pero la fuerza del diálogo era intransmutable.

Dickens creo un clásico, una historia con tanta fuerza detrás, que hasta la versión peor adaptada recrea con singular entusiasmo esta "pequeña" gran obra.

Charles no supo, en el momento de su concepción, que estaba asistiendo al parto de un clásico de la literatura mundial, y un relato como pocos de la época navideña.

Es curioso pensar, como una persona que vivió mucho tiempo atrás antes que nosotros, tuviera las mismas preocupaciones, anhelos y compartiera, porque no, hasta nuestros mismos sueños.

Siempre nos quedarán estas palabras, que aunque no extraídas literalmente de su obra, recogen perfectamente el concepto que nos quería transmitir Charles:

"Fantasma. Ya no soy el hombre que fui. Ya no soy el hombre que seré."

Redención pura y dura, simplemente brutal.

Quizás a algunos lectores no les lleguen muy adentro estas palabras, pero para el resto que os emocionen al igual que a mi estas sensiblerias, entenderéis sin palabras perfectamente lo que no he dicho.

Sobran las palabras.

Y como hubiera dicho Mr Scrooge, ¡¡ Feliz Navidad a tod@s !!


Cierra tus ojos, encuentrate y sigue para adelante. Buena Suerte.

1 comentario :

  1. ¡ Feliz Navidad ! , tu "yo" del futuro de tres años adelante.

    ResponderEliminar