Un tranquilo lugar de aquiescencia

martes, 28 de diciembre de 2010

Fahrenheit 451

Toda esta entrada contiene avances (spoilers) de la trama.




...la temperatura  a la que el papel de los libros se inflama y arde.

Con este sugerente título Ray Bradbury enciende la mecha de nuestra atención...

Imaginemos por unos minutos el siguiente escenario.

¿ Que no haría ningún estado por evitar que sus ciudadanos sufrieran ningún daño ?

Los libros son dañinos por naturaleza, nos llenan la cabeza con ideas inconcebibles y deprimentes, poesías absurdas, amores imposibles, aventuras increíbles, dramas, tristeza, dolor y muerte...


Todas estas ideas son negativas para nosotros; son una droga para las conexiones sinápticas de nuestro cerebro que solo hace que solicitar más y más, con el único resultado de deprimirnos lentamente.

Incluso aquellos libros que se tildan de cómicos, contienen subversiones implícitas y criticas para con la sociedad.

Los libros son el opio de la mente. Y el peor veneno es el aquel que se toma constante y paulatinamente.



Si partimos de la premisa que los libros son veneno, y el veneno es nocivo, ergo, los libros son nocivos.

Un gobierno sabio deberia llegar a esta conclusión y proteger a la sociedad de un producto tan maligno.

La gente no quiere deprimirse, no quiere pensar, solo ser feliz. La felicidad prima por encima de todo, es el verdadero objetivo de la vida. Cualquier cosa es secundaria en aras de esta máxima, hasta la verdad pasa a segundo plano, porque la verdad es un pasillo de sueños rotos que solo conduce a la frustación.

El gobierno sabio instalaría en todas las casas Televisores con grandes pantallas e infinidad de canales, altavoces con un volumen atroz que liberen la mente y no dejen espacio al pensamiento, solo al hecho. Una programación adecuada, que permita un estado de tranquilidad absoluta y pensamiento cero, deportes agresivos, espectáculos banales y sobretodo grandes dosis de programas donde los contertulios se chillen los unos a los otros...

¿ Quizás no haya que leer este libro después de todo ?
Solo levantar la vista a nuestro alrededor... y simplemente vivir.
Sus páginas están con nosotros cada día de nuestras vidas...


No me gustaría ni por un instante deprimiros, de hecho este intento de ensayo solo prueba que en ocasiones la realidad es más triste que la ficción.

Esta maravillosa novela fue escrita en 1953, se incluye dentro del grupo de distopías más famosas de la historia, junto con "1984" y "Un mundo feliz" (algún día tambien haré alguna reseña sobre estas pequeñas joyas). Más mucho me temo que el Señor Bradbury no tenía en mente escribir una novela, sino más bien un documental novelado futurista. Por sus dotes adivinatorias Ray Bradbury debería ser coronado el Nostradamus de mediados de siglo. Cuando he leído el libro, alcé la vista, y de repente me encontré inmerso en nuestro presente...

Aun tenemos bibliotecas pero... ¿ por cuanto tiempo ?

Es muy probable que no veáis el futuro tan negro como yo lo escribo, pero son justamente estos relatos tan autocríticos con nuestra amada sociedad, los que nos permiten mejorarla y no caer en el pozo negro sin fondo que adivina Bradbury en cada linea.

Me pregunto si Alan Moore, creador del impresionante comic "V de Vendetta", y con película de igual nombre, no se basó parcialmente en esta novela para crear su cómic, pero estoy divagando, continuemos amig@s...

En este libro nos encontramos seis personajes importantes:

Clarisse.
Es una adolescente, se intuye hija de terroristas, personas lectoras e iniciadora de la confusión mental de Montag. No se decir respecto a Montag, si este sentía amor carnal o paternal. Esta chica, persona no aborregada como el resto de la sociedad, siempre lleva realizandose la eterna pregunta del "¿porque?" de las cosas.

Montag.
Es un bombero, pero en su futuro los bomberos queman libros, no apagan fuegos, curiosa idiosincrasia. Solo por ello hay que levantar el sombrero ante Ray Bradbury. Su vida es sencilla, tiene un buen trabajo, una buena casa, una esposa sumisa... aun así no se siente feliz, esta vacío por dentro... y desconoce la causa.

Mildred.
Esposa de Montag. El estereotipo de mente perfectamente aborregada. Representa a esa masa de la sociedad que no ha disfrutado nunca con la lectura de un buen libro....  (me recuerda a más de una persona de nuestra realidad, ¿a ti no?).

Beatty.
El capitán de bomberos. Jefe de Montag. Realmente no se que pensar respecto a este personaje, parece el malo maloso de la historia. Pero Ray deja pequeñas pistas que me inducen a pensar que tal vez Beatty no fuera más que otro cobarde lector que no quiere arriesgarse contra el sistema. ¿Conformista malvado o Malvadamente conformista?

Faber.
El sabio atormentado. ¿ Que puede existir peor que el conformismo ? La inacción. Aunque es un faro de luz para Montag, este personaje nos muestra la cara humana y cobarde de todos nosotros. Cuando podía, no levantó un solo dedo contra el sistema, después fue tarde, y ya solo le queda lugar para el arrepentimiento.

Granger.
El guía. El filosofo, es la punta de la pirámide. Casi al final del libro Montag alcanza a su mesías particular.


El personaje de Beatty me atrae, es el "malo maloso",  el personaje antagonista de nuestro héroe Montag. En el fondo, me gusta pensar que Beatty es un lector, pero muy cobarde para rebelarse. No es posible conocer tantas citas, y tantos libros sin que te gusten. Esta intuición la expresa Montag en un pensamiento, justo despues de rociar con petroleo a su capitán. Pero en el fondo, Beatty desea morir, porque realmente, y despues de todo, tampoco es feliz.

Quizás todos seamos un poco como Faber o Beatty, dejamos hacer sin inmiscuirnos. En fin...

Os dejo algunas citas de nuestro amigo Beatty:

"¿ Que hay en el fuego que lo hace tan atractivo ? No importa la edad que tengamos, ¿ que nos atrae hacia el ? .. / .. Su verdadera belleza es que destruye responsabilidad y consecuencias. Si un problema se hace excesivamente pesado, al fuego con él."

"Que traidores pueden ser los libros. Te figuras que te apoyan, y se vuelven contra ti."

"Si no quieres que un hombre se sienta políticamente desgraciado, no le enseñes dos aspectos de una misma cuestión para preocuparle; enseñale solo uno. O, mejor aun, no le des ninguno. Haz que olvide que existe una cosa llamada guerra."

"Tranquilidad Montag,  dale a la gente concursos que puedan ganar recordando la letra de las canciones más populares .. / .. Atiborralos de datos no combustibles ../.. Entonces tendrán la sensación de que piensan ../.. y serán felices.  No les des ninguna materia delicada como Filosofía o Sociología para que empiecen a atar cabos. Por ese camino se encuentra la melancolía."

"Somos los guardianes de la felicidad ../.. Hay que aguantar firme. No permitir que el torrente de melancolía y la funesta Filosofía ahoguen nuestro mundo."

"Los libros no dicen nada."


¿Verdad que hay alguna que da miedo ? ;-)

Podría pasarme la noche entera escribiendo citas de este "amable" personaje, pero sería excesivo.

Si necesitáis pensar un poco, leeros este libro, no os dejará indiferentes.




Cierra los ojos, encuentrate y sigue adelante. Buena Suerte!

No hay comentarios :

Publicar un comentario