Un tranquilo lugar de Pruebas

domingo, 12 de junio de 2011

1Q84


    ...Unas finas gotas de lluvia caen tímidamente dentro de la tapa de un libro, y una espesa nube de color verde turquesa se adueña de un fondo de creíble irrealidad. Solo al abrir la primera página te encuentras en 1Q84. Entonces te das cuenta, ya no hay vuelta atrás, debes llegar hasta el final y descubrir porque la puerta se abrió y de ella surgieron los más recónditos recuerdos, o quizás no sean recuerdos. Los rememoraste en una de tus recurrentes y lúgubres pesadillas. ¿ Recuerdos o pesadillas ? Quien te crees que eres tu para dilucidar la delgada linea entre la realidad y la ficción. Acaso existe esa separación, o es solo una frágil tregua, un equilibrio preestablecido para permitirnos mantener la cordura en este crazy world.
(SBP)

1Q84 (Portada)
1Q84 (Contraportada)

1Q84, a estas alturas todos conocemos que la letra Q en japones se pronuncia igual que el número 9. Agradeciendo esta particular coincidencia (quizás no lo sea), Haruki Murakami realiza su particular homenaje a una de las distopías más conocidas de la historia, 1984 de George Orwell. Sin grandes dotes de literato por mi parte, puedo definirlo como un brillante libro, frustante, cargado de desesperación y tristeza.

Las utopías tratan sobre futuros venideros donde el mal ha sido erradicado, la bondad  y la perfección humanas han alcanzado sus cotas más altas, y las personas se pueden mirar a los ojos y llamarse hermanos indistintamente de su raza o su sexo.

Por el contrario, las distopias son el antagónico relato de lo contrario, sociedades alienadas, aborregadas o domesticadas, la mente al servicio del estado, la destrucción del individualismo, la ausencia del ser, el colectivismo sectario, la erradicación de la alegría por el utilitarismo...

Poseía una sana curiosidad en ver que me proporcionaría Murakami con su 1Q84. Su cosmogonía de relaciones sexuales "moralmente" atípicas a las que nos tiene acostumbrados, sus "gatos" que hablan, el rico transfondo detrás de todos y cada uno de sus personajes.

Hay una fina correlación entre 1984 y 1Q84, pero tan solo es eso, una muy delgada linea que une ambas historias. Podría denominarse un delgado puente que une dos orillas de un mismo río. Así que si esperáis un "remake" en todo su esplendor distópico saldréis defraudados.

Por el contrario, Murakami busca en lo más sencillo de las personas, esos sentimientos ocultos que nos abordan, que no nos dejan dormir por las noches mientras abrazamos nuestras sabanas, mientras meditamos porque hicimos o no hicimos aquello. Esa capa de culpa que arrastramos detrás nuestro cada uno de nuestros días vividos.

En Haruki Murakami, no importa el final ni tampoco el principio, tan solo el camino  transitado junto a él. 1Q84 es un libro especial, una historia que no cuenta nada y que lo cuenta todo. Un grupo de personajes muy marcados por sus propias vidas, dentro de un mundo fantástico que maravillosamente consigue recrear. Pero no nos engañemos, Haruki no escribe fantasía, tu mundo es tan fantástico como el descrito por Murakami, no hay nada más fantástico que desayunar un buen vaso de realidad con tostadas de pesadumbre cada mañana...

Si os gusta Haruki Murakami esta novela os encantará.

Si es la primera vez que abordáis a este escritor, entonces os recomendaría que leyerais antes "Kafka en la orilla".

1Q84 (Lomo)

Desde esta línea en adelante esta entrada contiene avances (spoilers) de la trama.


Seguir leyendo os puede costar caro si no habéis leído el libro.

Es como el chiste: ¿ Cual es la diferencia entre ignorancia e indiferencia ?
Ni lo se... ni me importa.

Existen dos personajes centrales Tengo y Aomame, los capítulos se alternan entre la narración de uno y de otro.

Tengo: profesor de matemáticas, gran practicante de la disciplina de judo y escritor. Realmente un personaje muy rico en matices. Treinta y pocos.

Aomame: Profesora de gimnasia, masajista y asesina en sus ratos libres. Una mente muy perturbada. Treinta y pocos.

Tengo y Aomame llevan enamorados desde los diez años. Ella hija de unos testigos de Jehová, en la novela el nombre del grupo religioso esta cambiado o quizás es que en Japón tengan otro nombre o...
Tengo hijo de un cobrador de la NHK (emisora de televisión).

Ambos amargados cada cual por sus motivos por el proceder de sus propias familias...

Una complicada historia de amor,
¿ puede alguien permanecer enamorado veinte años ?
¿ Sin perder la esperanza de volver a encontrarse con el ser amado ?

Fukaeri: Un claro caso de 'idiot savant', una niña aparentemente con retraso pero muy avanzada intelectualmente en otras áreas. Es un nexo. Diecisiete años.

En sus narraciones Murakami gusta de tantear los límites de lo prohibido, pero lo aparentemente reprochable (sexo con una menor) lo convierte en algo onírico y bello. En este caso comenzaba a dudar si Murakami nos dejaría con su insano sentido del sexo, que no de su amable sentido del amor.

Komatsu: Editor jefe de Tengo. Un hombre misterioso, esquivo, dinámico, emprendedor, solitario y probablemente tremendamente egoísta.

Tamaru: Ayudante y protector personal de la señora. Homosexual y ex-combatiente de las fuerzas del estado. Otro personaje muy rico en matices.

Ayumi: Policía destinada a archivos. Sin ser consciente busca su propia perdición desesperadamente.

Little People: ¿? Mucho y nada a la vez esta escrito sobre ellos...
"Capítulo 19. Aomame. Cuando la daughter se despierte."
En este capítulo podemos encontrar una larga descripción de la historia completa de la "Crisálida del aire".

Todos los personajes, hasta los más secundarios, poseen un trasfondo propio y están ricamente detallados. Las relaciones formadas destilan un realismo increíblemente precioso, casi podría afirmarse su existencia en nuestra propia realidad.

Hemos llegado al momento de aquellas citas, frases, que se extraen de los buenos libros que tanto nos gusta leer.

"Las mariposas, llegada la hora, se van desvaneciendo en silencio. Seguramente se mueren, pero nunca he encontrado sus cadáveres, por más que los haya buscado. Desaparecen sin dejar rastro, como si el aire se las tragara. Las mariposas son criaturas de una elegancia, ante todo, efímera. Nacen en algún sitio, buscan tranquilamente un número reducido de cosas, y poco después, van desapareciendo a escondidas para irse a algún lugar. Tal vez un mundo distinto de éste."

No tengo palabras para las descripciones de Haruki con las mariposas.


"1Q84: así voy a denominar este nuevo mundo. decidió Aomame. 
Q de question mark. Algo que carga con una interrogación a sus espaldas. ../.. El año 1984 que yo conocía ya no existe."

Esta claro, no solo Q se pronuncia igual que 9 en japones. Q de question mark, es un interrogante al fina de una fecha. Una duda que se resume en un único número.


"Pero huelga decir que las utopías no existen en este mundo. Igual que no existen la alquimia o el movimiento permanente.  ../.. Es el mismo mundo que el que George Orwell describió en su novela. Pero, como ya sabrás, no son poco los que buscan por propia voluntad ese estado de muerte cerebral..."

En ocasiones veo muertos... y en ocasiones veo borregos mentales. ;-(
Es triste buscar por propia voluntad la muerte cerebral, aunque en nuestra sociedad actual más que por "propia voluntad" es por la carencia de la misma que la gente se aboca al rebañismo. Seamos ovejas y balemos todos al unísono... beeeeeeee


"Y la impotencia era algo que corroía a las personas hasta el final."

Y frase que de tan grande como cierta es... hace daño.



"¿No fue Aristóteles quien dijo que el alma del ser humano está compuesta por raciocinio, voluntad y pasiones ?"

Esta me recuerda a la película de Metrópolis (1927) que vi relativamente pocos días atrás...
"El mediador entre el cerebro y la mano ha de ser el corazón".

"Como sabrás, en 1984, George Orwell presentaba a un dictador llamado Big Brother, el Gran Hermano. Era, evidentemente , una parábola del estalinismo. Y a partir de entonces el término Gran Hermano se convirtió en un icono social. ../.. Pero el Gran hermano es demasiado famoso ../.. En otras palabras, en el mundo actual el Gran Hermano ya no pinta nada. En su lugar ha aparecido al Little People. ¿ No te parece una comparación bastante interesante ?"

Esto me suena a autoparodia de su propio libro....

Y realizando una comparación con la televisión actual, no es sino el propio icono social transformado en un programa de borregos mentales quien crea el idiotismo...
¿ Paradojas de la vida ? o ¿ Dead Set ?
Solo puedo gritar un fuerte suspiro al aire: "Aiissshh"... ¿ cuantos prejuicios y maldad puede atesorar mi corazón que aun desconozco ? ¿ acaso no merecen los borregos vivir ? ¿ quien dictamina quien o que no es un borrego ? ¿ lo soy yo ? ¿ lo eres tu ?



"Si, este año es justo 1984. Un día el futuro también se hace presente. Y pronto será pasado. En la novela, George Orwell describe el futuro como una sociedad oscura. controlada por un sistema totalitario. Un dictador a quien llaman el Gran Hermano gobierna de forma estricta a la gente. Se restringe la información y se reescribe la Historia incesantemente. El protagonista trabaja para la Administración y se ocupa de corregir palabras. Al construir una nueva Historia, la vieja se suprime por completo. Para ello se van sustituyendo también las palabras o se cambian sus significados. Como la Historia se reescribe con tanta frecuencia, llega un punto en el que ya nadie sabe que es verdad. Nadie sabe quien es aliado y quien enemigo. De eso trata."

 Y finaliza con esta frase...

"Arrebatar la Historia legítima es igual que arrebatar una parte de una personalidad. Es un crimen."


La Historia la escriben los ganadores, y nosotros solo somos los pobres vástagos huerfanos de conocimiento, contentos con creernos todo lo escrito.


"Y si usted tiene dinero, puede comprar el tiempo. Puestos a comprar, hasta puede comprarse la libertad. El tiempo y la libertad son lo más importante que el dinero puede comprar para el ser humano."

Ya que el amor no se puede comprar con nada... Poderoso caballero es Don Dinero, o como diría Romeo, te doy dinero boticario, el peor veneno de los hombres, yo te doy veneno tu no me has vendido ninguno.


"El momento de la muerte es algo importante para el ser humano. La manera de nacer no se puede elegir, pero sí la de morir."


Da que pensar...


"Se parece a la idea de 'crimental'. En el sentido legal es un delito, en el sentido terrenal no es ningún crimen. Haciendo referencia al magnífico clásico de George Orwell, magnífica fuente de citas, 1984."


Lastima que no digan nada sobre "el doble pensar".


"El bien y el mal no son algo estático e inamovible, sino algo que siempre está cambiando de lugar y situación. La bondad puede convertirse al instante en maldad y viceversa."

¿ Porque será tan tristemente cierta esta cita ?


"1Q84. La palabra tomó forma en la boca de Aomame.
En este mundo no existe nada que no salga de los adentros de uno - repitió el líder con voz serena."

Busquemos en nuestros adentros y seamos sinceros con nosotros mismos.



"Ahora estoy viviendo en un año llamado 1Q84, que no es el 1984 real.
Este es un mundo real. De eso no cabe duda. El dolor que se siente en este mundo es dolor real. La muerte producida en este mundo es muerte real. La sangre derramada es real. No es un mundo falso. No es un mundo virtual. No es un mundo metafísico. Con todo, éste no es el 1984 que conoces."


¿ Quien sabe ? Quizás estemos todos dentro de 1Q84... pero aun no lo sabemos...
¿ Acaso no veis en la negrura de la noche, en el espacio impertérrito, surcando el negro cielo, dos lunas  ?
¿ No habéis visto esa otra luna de elegante resplandor verde que acompaña a nuestra querida vieja luna ?
¿ No la veis ? Decidme que no la veis.

- ¡ Jo, Jo ! - dijo el Little People burlón.
- ¡ Jo, Jo ! - dijeron los otros seis a coro.


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte. ¡ Jo, Jo !

2 comentarios :

  1. Es curioso, pero el otro día escuche algo sobre esta novela y este escritor en las noticias y tuve curiosidad por leerle algo suyo.

    Escogí Tokio Blues, pero si tu me recomiendas Kafka en la orilla, creo que te haré caso.
    Por cierto, que no sabía que la letra Q se pronunciaba como el nueve, ni que tuviera ningún tipo de relación con la novela de Orwell, que por cierto, me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Tokio Blues también esta muy bien, pero es un poco deprimente y no forma parte de la corriente fantástica que acompaña a la obra de este hombre.

    Comentando con algunas personas, creo que puedo afirmar que "Kafka en la orilla" puede ser el mayor exponente que haya creado Murakami, aunque por supuesto a gustos los colores.

    1Q84 tiene que ver con la novela de 1984 de George Orwell, pero no vayas con la idea de un "remake", tomalo más bien como un homenaje.

    Un punto muy a su favor para su lectura: los personajes estan tremendamente trabajados.

    1984 también es uno de mis libros preferidos, pero da miedo pensar que algo tan "frustante" pueda ser bueno.


    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar