Un tranquilo lugar de aquiescencia

domingo, 18 de noviembre de 2018

Homenaje a Stan Lee




«Un gran poder conlleva una gran responsabilidad»



Cuando era apenas un crío sufrí acoso escolar. Extraña resultaba la semana que no recibía insultos, vejaciones, golpes, arañazos o incluso heridas...

Después de aquellas sesiones de interminable ensañamiento llegaba a casa, me encerraba en mi habitación, me secaba las lágrimas y me sorbía los mocos; el ritual, aunque típico y patético, me sedaba y me permitía arrastrarme hacia aquella otra realidad, donde mi destrozado ego se evadía entre las páginas de aquellos viejos cómics de superhéroes.

Recuerdo mucho a Spiderman, en aquel entonces nuestro trepamuros favorito —nuestro amigo y vecino Spidey—, no salvaba al mundo tan habitualmente como lo hace ahora. Sus historias combinaban la excelencia heroica con la cotidianidad de su alter ego, el también conocido Peter Parker.

Este último me resultaba fascinante, un personaje cercano, un adolescente tan poco adaptado a la escuela y a la vida como yo mismo.

¿Quién podía haber creado a un ser que se pareciera tanto a mí?

El nombre y apellido del creador, Stan Lee, aparecía en unas letras pequeñas en la parte inferior de la portada, como si el propio autor no quisiera ensombrecer a su creación.
Durante años, crecí admirando aquellas hazañas, no tanto del activo superhéroe, sino del hombre que se ocultaba tras ella, de su particular heroísmo silencioso.

¡Y así, con aquellos cómics, crecí!

El bueno de Stan no hizo que mi infancia fuera mejor, ni que los abusones dejaran de golpearme, tampoco conseguí superpoderes que me ayudaran a defenderme, pero hizo algo infinitamente mejor, consiguió hacerme creer que con esfuerzo y valentía podía llegar a ser  una mejor persona, a no tener miedo y a convertirme en un ser más noble.


Gracias, estimado Stan Lee, por todas tus enseñanzas.


Este homenaje resultó de una idea inicial de @Roger Wilson para...


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia


No hay comentarios :

Publicar un comentario