Un tranquilo lugar de aquiescencia

miércoles, 4 de enero de 2012

Crónicas Marcianas

Crónicas marcianas (portada y contraportada)

Ray Bradbury, autor del "incombustible" Farenheit 451 nos regala este otro clásico del género de la ciencia ficción.

En crónicas marcianas, el Sr. Bradbury nos deleita con un mundo de fantasía, un lugar que el hombre siempre ha querido colonizar, el lejano pero a la par atrayente planeta Marte. Es tan parecido a nuestro hogar la querida Tierra que más de un escritor ha dejado volar su imaginación para obsequiarnos con relatos de "selenitas" y excentricidades varias.

Pero no nos engañemos, nuestro planeta muestra una rica amalgama de colores y vida, mientras que Marte solo nos muestra esa bermeja soledad pintada de desierto eterno, y aunque aparentemente cercano, 100 millones de kilómetros nos separan de nuestro primo-hermano el Planeta Rojo.

Entonces, delante de esta perspectiva en principio nada halagüeña... ¿ que nos acerca a querer a Marte ? ¿ cual es la principal atracción de este planeta ?

La proposición: Su parecido orbital con la Tierra.
Que según el prisma más o menos severo de quien lo juzgue, puede inducir al autoengaño pensando en la proximidad de "otra" vida inteligente.

En esta novela, recopilación toda ella desde principio a fin de relatos cortos de la "vida" marciana , se nos muestra una historia alternativa :
¿ Ha existido una cultura marciana ? ¿ Existieron los marcianos ? ¿ Que sucedería si el hombre alguna vez hollara Marte ?

Algunas posibles respuestas a estas preguntas las podemos encontrar en esta fantástica novela, y aunque todo el arco argumental gira alrededor de relatos cortos, existen elementos reiterativos y comunes en todos ellos. Gracias a la aparición de estas piezas "comunes" a lo largo de la sucesión de historias, se crea la coherencia y continuidad necesarias para amar a este clásico de la ciencia ficción o "scientifiction", termino algo arcaico ingles, pero con un gran valor friki.

La única tacha de todo el libro es quizás, que todos los fabulosos sucesos que rigen la vida en Marte están contemplados desde una particular óptica NorteAmericana.

Viajar con vuestros artefactos mas "espaciales" hacia Marte... depositar vuestra cohete-mente en la lanzadera-hipotálamo y rellenar copiosamente con grandes dosis de abundante y rico combustible-imaginación.

Feliz marcianada !!

Desde esta línea en adelante esta entrada contiene avances (spoilers) de la trama.

En esta ocasión no he recopilado muchas citas, pero espero que me lo perdonen, esto suele suceder hasta en las mejores familias...

Lector - ¡ Vago ! ¡ Maleante ! ¡ Licenciao !
El del Blog (ese soy yo) - Un poquito de respeto, uno no siempre tiene papel y boli a mano.
Lector - Excusa más mala. ¿ Y el móvil pa que esta ?
El del Blog - ... (fría gota perlada bajando por la sien)


... pero que no haya pocas citas no quiere decir que no sean igualmente interesantes. :-D

Empecemos por la primera...

"Permitan que les haga una pregunta: ¿ Cómo se sentirían si fuesen marcianos y viniera alguien y se pusiera a devastar el planeta ?"

¿ Puede alguien mezclar ciencia ficción y la defensa ecológica de un planeta ?
Al parecer el Sr. Bradbury lo intenta, y no solo se queda en el intento. En ciertos parajes de esta obra, podemos leer entre lineas, una crítica feroz al sistema de producción, a las tristes reservas indias de norteamérica, a la deforestación que acaba con la vida de seres vivos que no pueden defenderse.

Por que "Crónicas Marcianas" NO es solo un libro más de ciencia ficción. En el, su autor aprovecha y se queja de todo aquello que no le gusta de su propio planeta. Con una prosa sencilla y coloquial nos llega muy adentro. Es cierto ese dicho en ingles "Keep it simple" , o sea con una de mis traducciones literales "mantenlo simple". Y que gran verdad esconde esta cita. Las cosas más simples, son las que más gustan.

En otro relato, se nos presenta la historia de un tal señor "K" y su esposa; la señora "K". Quizás sean imaginaciones mías, ya que últimamente solo veo conexiones entre distintas obras de diversas fuentes.

¿ Pero no se llama Agente K el personaje de ese gran actor que es Tommy Lee Jones en la película "Men in Black" ?

Agente "K" (Tommy Lee Jones)

¿ No os parece casualidad que una película de ciencia ficción recoja el nombre de un personaje de una novela también de ciencia ficción ?

No existen casualidades solo hechos aparentemente inconexos que no lo son. ^_^

"¿ Y si los marcianos hubieran sacado este pueblo de los recuerdos de mi mente?"

Realmente, el Sr. Bradbury refleja muy bien la vieja expresión terrestre "es una marcianada".
En ciertos capítulos nos induce a pensar, que cualquier hombre que pisara la luna podría acabar loco por culpa del pensamiento "marciano", el cual no podemos llegar a entender.
De cierta forma los marcianos reflejan ciertos rasgos "no empáticos" a lo largo de todo el libro, rasgo que los humanos no pueden entender, y que nos hace odiarlos al principio del libro... más que por carecer de sentimientos es su "autismo" nativo lo que nos repulsa.

Cabe destacar, que más adelantes y con gran maestría por parte del autor, nos produce un giro en este aspecto. Me encantan los escritores que nos introducen una idea en la cabeza al principio de una novela, y a medida que transcurre la acción la desgranan y la expolian de tal manera que esa idea inicial da paso a un concepto antónimo.

En la trama de esta novela (y aunque estamos en tierra de spoilers no desvelaré nada); pues como decía, ese rasgo que nos es tan odiado de los marcianos, el "autismo", lo podemos apreciar como una cierta evolución. Realmente el ser humano pasa de ser una criatura adorable a ser un ser indigno y odioso; la empatía humana, "nuestra" empatía, se convierte en algo aborrecible que finalmente juega en nuestra contra...

¿ Os he dejado con más interrogantes que respuestas?
Eso esta bien.

Por que espero, que en algún momento os intrigue el porque deberíais leeros este pequeño gran libro.
Y cuando penseis en esos hombrecillos de baja estatura, de piel aceitunada que corren por las laderas y valles marcianos.... entonces espero que juzgueis por vosotros mismos, si podemos odiar algo al principio y después quererlo, o si más no, enterderlo hasta el punto de no odiarlo.

Feliz despegue hacia Marte.

4 comentarios :

  1. Queremos mas citas! Y mas parecidos con Mr K!!!

    ResponderEliminar
  2. No es posible Mia, no encontre muchas citas dignas de apuntar, además leí el libro bastante atropelladamente.

    Respecto al señor K, solo decir que el Agente "k" deseaba vivir en una casita alejada con su mujer... igual que sucede en el libro.

    Cada vez pienso que existen menos coincidencias... en todo... porque todo... esta relacionado. :->

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues precisamente una guerra en africa en la que participaron soldados ingleses profesionales y armados hasta los dientes contra africanos en taparabos y con lanzas fue lo que inspiro la Guerra de los mundos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hikari Javier,
      La guerra de los mundos, un gran libro.
      Como bien dices, la realidad se fusiona con la fantasia, para entretejer algo más grande que las dos partes juntas.
      Un abrazo Hikari Javier y gracias por traernos a colación ese magnífico libro.

      Eliminar