Un tranquilo lugar de Pruebas

martes, 9 de octubre de 2012

Lo bueno de ser bueno (Linda Kaplan & Robin Koval)



Lo bueno de ser bueno (portada y contraportada)

Andaba tranquilamente por el Mercado de libros viejos de mi ciudad un domingo cualquiera.
Recuerdo con vivacidad las sensaciones, porque iba magníficamente acompañado por una persona lectora mucho más devoradora de libros que yo.

Las paradas de libros se apiñaban las unas contra las otras sin apenas dejar espacio para poder pasar. Los libros como sardinas en lata clamaban por salir despedidos de su aprisionamiento. Instintivamente me zambullí en una pequeña pila de libros. Mecanicamente, como el relojero acostumbrado a montar y desmontar relojes, mis dedos comenzaron a escarbar en ese pequeño pozo sin fondo que supone una parada de libros viejos. Con el candor de un niño, con la eterna alegría de descubrir algo maravilloso y nuevo... es en ese momento cuando mis ojos se posaron en un libro de tapa vivaz, de colores claros, una combinación de azules y blanco roto.

Una fotografía de una mano con una cara sonriente dibujada en su palma me llamó súbitamente la atención, y leí el título: "Lo bueno de ser bueno".

"Curioso título, ¿ que querrá decir ?" me pregunté a mi mismo en un breve soliloquio. Seguí leyendo la portada ... "conquistar con humanidad el mundo de los negocios" , esto me puso sobre aviso, un libro dedicado al mundo empresarial. Pensaba más bien que se trataría de un libro espiritual, de los mal mencionados libros de autoayuda palabra que no me gusta, pues la encuentro muy apática y totalmente insípida.

"¿ Me lo llevo o no me lo llevo ?" La duda planeaba sobre mi. A estas altura he hecho un spoiler tan brutal, que todos sabeis ya la respuesta a la pregunta. Sin embargo, y aunque conocéis el final, no sabéis el como ni el porque. Seguí ojeando. Los autores parecen americanos, me recuerda a "¿ Quien se ha llevado mi queso ?" , pero el prisma norteamericano para abordar cualquier crisis no me acabó de convencer en aquel libro, daba a entender como si la culpa de todo fuera siempre del trabajador y de no saberse adaptar al cambio, si la vida fuera tan sencilla... tampoco hay que sacar las cosas de quicio, y "¿ Quien se ha llevado mi queso ?" daba algunas sabias lecciones sobre como deberíamos adaptarnos en la vida... pero nunca lo consideré el gran libro que mucha gente supone que es. Pero dejemos el pasado pasado.

Volvamos solamente al pasado inmediato, al pretérito a secas. Pregunté el precio del libro al tendero, "¿ Vale 12 euros ? Es lo que pone en la pegatina." Sin embargo, el precio de esa pegatina estaba (y esta) tachado.

"El precio esta marcado en lápiz" alzó la voz el comerciante para hacerse escuchar por encima del clamor del gentío. Así que obedientemente busqué algo que se pareciera a un número y por fin lo encontré. En la esquina superior izquierda escrito en lapiz había un número 5. "Eso es lo que vale, ¿ un libro de segunda mano en un mercadillo de libros viejos ? ¿ 5 euros ? Si al menos fuera un best seller o de un autor conocido".

Lo encontré caro. Maldito dinero. Con cariño, como si fuera una madre arropando a su hijo lo volví  a depositar sobre la pila de libros, y me alejé lentamente. La sonrisa de la mano me cautivó y me persiguió durante un trecho. "lo bueno de ser bueno"... me autorepetía como si fuera un mantra. "Me voy a arrepentir, un libro dejado de nuevo en la pila no se vuelve a encontrar, es como los barcos en el mar de los sargazos; desaparece lentamente hacia el fondo y no vuelve a aparecer nunca jamas".

Mi acompañante, una persona totalmente empática sonrío amablemente.
"¿ Vas a dejar ese libro que tanto te ha gustado ?"

Sonrisa. Gruñido. Nueva Sonrisa. Me redujo. Nueva sonrisa cautivadora, su silencio pudo más que mil palabras. Me dominó, me derrotó.

Llevabamos unos cuantos pasos alejados de la parada, cuando me paré en seco. "Por favor, ¿ me puedes acompañar a la parada del libro de la mano sonriente ?" Mi acompañante asintió ligeramente con una expresión afable.

Me dí prisa, volví a la parada. Escudriñé nervioso entre la pila de libros. No lo encontraba... no habían  pasado ni tres segundos y el corazón ya me iba a cien. "Lo sabía, lo sabía". Pero.. al cabo de unos segundos más apareció. "Si, ahí esta, alguien lo ha movido de sitio". Le pagué al quiosquero y como podeis ver por las fotos ya lo tengo en mi poder.

Además de la mano con la cara sonriente que me hizo mucha gracia, no pude quitarme de la cabeza la frase de la portada... "La bondad es la única inversión que nunca quiebra."

Da que pensar. Por eso volví a el.


Desde esta línea en adelante esta entrada contiene avances (spoilers) de la trama.

Mi compañero UTLA da nuevamente su sello de aprobación.
Y no era menos de esperar, desde aquí le doy las gracias a UTLA por su entrega y trabajo.

seal acquiescence UTLA (c)

Y comenzamos con las citas o parágrafos grandes y gordos que son los que a mi realmente me emocionan; y como no podía ser de otra manera arrancamos fuerte.

"Escribimos lo 'bueno de ser bueno' porque estabamos totalmente en desacuerdo con los dichos tradicionales que afirman que las personas amables siempre acaban siendo las más perjudicadas. Nuestra cultura nos ha ayudado a propagar el mito del darwinismo social, y al pensar que 'yo contra todos' es la que permite ganar."

Y así es, y en muchos casos no niego que el malvado, el embustero, el cruel se salga con la suya, pero es temporal. Porque existe una cosa llamada tiempo. ¿ Y os preguntareis que tiene que ver el tiempo con todo esto ? Hay un refrán que lo explica muy sucintamente "El tiempo pone a todo el mundo en su lugar". Efectivamente, porque si vas engañando, aplastando o simplemente tratando mal a las personas, eso al final te acaba pasando factura. Y esto no lo dice este curioso libro, lo digo yo. Al final nadie se fía del que engaña.

"Ser bueno no significa ser ingenuo."

Ser bueno no significa dejarse pisotear, significa defender tu integridad y tus opiniones como persona. Debes ser bueno por tu energía, no gracias a tu debilidad.

"Actuar con humanidad tiene un efecto positivo. Estas emitiendo una energia, esta energia se transmitirá de una persona a otra y constrarestará las energias negativas."

La energía... la energía... no se crea ni se destruye se transforma... porque Dios no juega a los dados. Es todo muy Einsteiniano, pero quedaba bonito y quería decirlo. Es curioso que en un libro empresarial hablen de energías personales, pero esta muy bien el karma que se respira.

"En lugar de limitarte a dar simplemente las 'gracias', ofrece a tus colaboradores algo que sabes con certeza que es importante para ellos."

A veces, el más pequeño regalo significa más que todas las palabras juntas. Esto me recuerda a un dicho, "Una imagen vale más que mil palabras".

"El hecho es que todos respondemos favorablemente cuando se nos ofrece amabilidad. Cualquier persona es más productiva y creativa cuanto más feliz es en su entorno de trabajo."

¿ Y quien no ha estado en un ambiente de trabajo hóstil con un jefe lanzabroncas ? Así no hay quien trabaje, y la gente tarde o temprano acaba marchandose o cogiendo una baja por depresión. En todo caso el resultado sigue siendo nefasto, a nivel personal y empresarial. Porque la empresa mayoritariamente acaba perdiendo empleados cualificados y traspasa esa inquietud al resto de trabajadores.

"Tener un Master en Dirección y Administración de empresas conseguido en Harvard o Wahrton está muy bien, pero algunas veces un título no puede competir con un simple vaso de limonada bien frío en una calurosa tarde de verano."

Esto me recuerda a las palabras de Kierkegaard : "Nadie piensa en las leyes de Newton en el momento de recibir su primer beso." (como ya comenté en mi entrada del Diario de Sofía, un gran libro).

Y esto tiene una sencilla explicación. Tratamos los negocios o el trabajo como si fueran complicados, concendiendonos a nosotros mismos que debemos ser ultrarracionales y nuestra manera de abordar todo debe ser digna de la más alta tecnología y sofisticamiento. Pero nos olvidamos de nuestras capacidades sociales. Nos olvidamos que al otro lado, hay una persona. Las personas  no entienden de chips, ni de alta tecnología, una persona es un ser vivo. Necesita estímulos positivos. Estímulos humanos.

- ¿ Porque vas a comprar el pan a la panadería que queda dos calles más abajo, cuando tienes una en la esquina de tu calle ?
- Porque allí son más amables.

No me diréis que no os suena esta vieja tonadilla, y solo es por poner un 'tonto ejemplo'. ;->

"La buena noticia es que las emociones positivas son más contagiosas que las negativas."

Las personas somos empáticas por naturaleza; percibimos los estados de ánimo de los demás. Es por eso que debemos intentar enarbolar el optimismo como bandera. Y ojo... todos tenemos días malos, pero por eso somos personas.

"Ser bueno, es decir, actuar con humanidad significa ser amable, no falso."

Si te preocupa que un cumplido pueda sonar falso o zalamero, entonces es muy probable que no sea así. Solo por el hecho de preocuparte por tu interlocutor, ya estas demostrando justo lo contrario. No pienses tanto. Ser amable solo es cuestión de practicarlo. ;->

"Pero, ¿ quien es el enemigo ? Existen muy pocas personas en este mundo a quienes podamos considerar realmente como nuestros enemigos. Podemos poner el ejemplo de Osama Bin Laden."

Aquí surgió el patriotismo aferrimo estadounidense. En un libro de tan buen rollo, se cuela algo bastante particular, partidista, estrafalario y negativo. Amigos o enemigos solo depende de la óptica con la que se mire.

"Vaya siempre en son de paz."

Amén a eso. Si vas con la intención de no atacar tendrás muchas probabilidades que la otra persona te conteste en el mimo tono. Idem al contrario, si vas con un hacha de guerra en la mano... la otra persona se defenderá salvájemente.

"No se compare con los demás."

Y es un defecto de toda la raza humana. Compararnos consume fuerzas y energías vitales.

"Lo mejor de decir la verdad es que nunca tienes la necesidad de pensar qué vas a decir."

Y aquí debo realizar un inciso que curiosamente no lo hacen en el libro. La verdad es un arma de doble filo. Todo el mundo tiene su 'verdad' particular. Pero la verdad siempre debe ser dicha con amabilidad; porque recordar que lo que es verdad para una persona para otra puede ser una total mentira. Para todos aquellos que os guste la política me entenderéis perfectamente.
Decir la verdad, 'tu verdad', no debe anteponerse nunca a ser educado, y si decir la verdad, puede resultar ofensivo a veces es mejor callar. La verdad absoluta no la tiene nadie. Así que hay que pensar  antes de hablar y comentar todo con amabilidad.

"Y cuando tenga que dar malas noticias hágalo personalmente."

Coincido. Siempre hay que dar la cara.

"Algunas veces la verdad puede doler, pero es una actitud mucho más humana y en el fondo mucho más noble decir la verdad."

Y sigo incidiendo en la importancia de decir las cosas con amabilidad, si tienes que decir la 'verdad', hazlo, pero siempre amablemente.
No es lo mismo:
"Ese sombrero que llevas es una mierda." a "Me gustas más sin sombrero."
"Que perdedor, has suspendido el exámen." a "Animo, si sigues así la próxima vez lo conseguirás."

Igual... pero diferente. Solo varía el tono.

"Deje que el otro parezca más inteligente."

Ufff... esto ya es un poco control mental y no muy coherente con lo dicho anteriormente. ¿ No habíamos dicho que se trataba de ser honestos y decir la verdad siempre ? Si dejas que el otro parezca más inteligente, cuando en 'verdad' no lo es... ¿ en que quedamos ? Pero es por una buena causa, pero ¿ el fin justifica los medios ?¿ Como cuadra esto con 'la verdad puede doler pero es una actitud mucho más humana' ? Aiiiisss.... Y por cosillas como estas no me acaba de cuadrar del todo este libro.

"La empatía es la habilidad más importante para triunfar en la vida."

Y así es, ponernos en la piel de los demás. Comprender que una persona bondadosa puede tener un mal día, o antes de criticar a alguien preocuparse de saber el porqué esta así, ¡ quizás su madre este en el hospital !, o tenga algún problema personal. Las personas no son maquinas que se despiertan cada mañana igual. En ocasiones, es muy útil intentar ponernos en el lugar de un compañero, un amigo, un familiar. De esta manera descubrimos cosas maravillosas, una nueva perspectiva que nos muestra otra visión del mundo.

En definitiva, no me arrepiento de haberme comprado el libro. He aprendido muchas cosas buenas. Y he visto el punto de vista de otras personas, que en el fondo solo intentaban enseñar a los demás como comportarse con amabilidad dentro del mundo empresarial.

Es una loable actitud.

Y debe ser respetada por ello: "La bondad es la única inversión que nunca quiebra."


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia.

7 comentarios :

  1. Estic totalment d'acord. La gestió de persones amb males arts es cosa del passat. La única manera de que surtin bé les coses es amb empatia i bona fe.
    Felicitats una vegada mes pel blog. Es refrescant.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ernest, :->

      Quina alegria veure un comentari teu per aquí.

      La veritat es que el llibre poseeix parts encomiables, pero es cert, lo positiu perdura i lo negatiu no.

      Moltes gracies per el cumpliment, i gracies a tu per ser un dels meus primers seguidors.

      SBP

      Eliminar
  2. Buena entrada con mucha miga y mucha reflexión. Me ha gustado especialmente cómo describe el encuentro con ese libro. Me resulta emotivamente familiar y creo que a todos, en mayor o menor medida, nos ha sucedido alguna vez. Me recuerda especialmente la feria del libro de ocasión que aparece por aquí todos los noviembres, cuando ya empieza el fresco que anuncia el invierno y el placer hedonísta de escabar entre papel, tinta y letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepe,

      Tienes toda la razón compañero bloguero, ese día podría enmarcarlo como si de una pequeña postal nostálgica se tratara.

      Por suerte, en mi ciudad, existe un mercadillo de libros viejos constantemente abierto todos los domingos. Es maravilloso poder "perderse" entre montañas de libros, y que esta tradición pase de padres a hijos es un más maravilloso.

      Me encantó este libro, transmitia muy buena energia.

      Gracias por el comentario Pepe.
      Saludos,
      SBP

      Eliminar
  3. Recuerdo esa manyana de primavera....que buena entrada. me siento bien despues de leerla senyor bueno!

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo esa manyana de primavera....que buena entrada. me siento bien despues de leerla senyor bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sra. Mia, un placer disfrutar de su compañia en una mañana tan bonita.
      Cuando quiera repetimos. ;->
      Saludos,
      SBP

      Eliminar