Un tranquilo lugar de aquiescencia

domingo, 30 de diciembre de 2012

La compañía de la cinta negra: Un viaje inesperado

Un pequeño homenaje a Lady Matkow y al Hobbit.
Por brindarnos todas esas entrañables horas de ilusión.

En la pequeña colina de 'caramelo cerrado' un pequeño halfman disfruta tranquilamente de los últimos rayos de luz del atardecer. Es un día importante. La festividad del solsticio de invierno solo sucede una vez al año.

Un personaje de cabellos grises con una raída manta verde se encuentra justo al otro lado de la valla que separa el jardín del sendero de paso. El extraño personaje no dice nada y nuestro pequeño halfman se inquieta.

- Buenos días forastero. Se os saluda , ¿ que se os ha perdido por estos lares ?

El extraño personaje de la raída manta verdosa hace caso omiso de las palabras. Saca unas hojas secas del bolsillo interior. Las va triturando lentamente en la oquedad de su larga pipa. Se sacude los restos de hoja seca que han quedado entre sus dedos pulgar e índice. Finalmente, con ese aire parsimonioso que parece caracterizarle, les prende fuego. La vieja pipa alargada transporta al cielo un intermitente humo gris. El pequeño halfman mira boquiabierto el espectáculo. El aromático humo hiende el aire. Y nuestro pequeño amigo comienza a toser mientras un extraño sopor se apodera de él.

../..

La cabeza del pequeño halfman le da vueltas. Se encuentra en el interior de una gigantesca cueva. Estalagmitas y estalacticas surgen por doquier. En torno a él, nueve personajes le miran con extrañeza. El pequeño halfman fija su mirada en todos ellos. Hay una mujer con extraños cabellos llameantes, otra a su lado completamente vestida de negro, un caballero con lo que parece una armadura muy brillante, dos o tres rudos enanos del norte, una pequeña gnoma marrón. Otro extraño guerrero con una extraña coraza semejante a la piedra, una duende vestida de verde que porta colgado al hombro un zurrón marrón. Extraño grupo, piensa el pequeño halfman.

Separado del resto, el personaje ataviado con la raída túnica verde y que fumaba parsimoniosamente en aquella alargada y extraña pipa, mira fijamente al techo de la bóveda.

"Nueve....son nueve en total."

- Y contigo dies. Pobresito, pobresito... aun esta  aturdido ... aturdido y confuso. - comenta una pizpireta voz que parece surgir de la gnoma marrón. Aunque con tanta oscuridad es difícil de asegurar.

"Dicen que los gnomos marrones pueden leer las mentes."

- Perdonen Miladies y Caballeros. ¿ Donde me hallo ? No, esperen... ¿ Quienes son ustedes ?

Uno de los enanos, con unas extrañas gafas de excavador, se desmarca del grupo. Porta en su mano derecha la típica hacha de excavador de los enanos monteños del norte.

- Hola pequeño halfman. Mi nombre es Greenmane-lishi hijo de lishi, príncipe enano de las montañas del metal. Esta es mi compañera Lady Matkow, sacerdotisa de la orden de la oscuridad con su preciosa túnica negra. El caballero de la armadura resplandeciente es Sir Trevorin, pertenece a la orden templaria. La mujer de los cabellos como fuego se hace llama Mia Redcat y parece dominar ese elemento. A su lado Escustone, el caballero de la armadura de piedra, guardián y protector de la princesa Amalasunta, la mejor alquimista de los duendes de bosquevilla. A su lado, la de más baja estatura es Dransa, una gnoma marrón venida de vallearenisca. El enano de las dos hachas es Di-jor hijo de Jor, uno de los pocos enanos que dominan el arte de la lucha a dos hachas. El de la túnica verde creemos todos es un gran mago ... pero desconocemos su nombre y origen.

Y dicho esto el enano autodenominado Greenmane-lishi calla. El pequeño halfman se queda pensativo mirando a todos.


La compañía de la cinta negra

- Agradecido quedo por vuestra presentación caballero 'Greenmanelichi'. Siento si no pronuncio bien vuestros nombres, no domino el dialecto enano y sois muchos para recordaros. Se os saluda a todos por igual por supuesto. Pero... ¿ porqué me hallo aquí ?  

- Pobresito, pobresito, aun es pronto. No recuerda nada nada. Es muy pronto. - dice la gnoma marrón.

- Tu tampoco es que recuerdes mucho más. -  contesta rudamente Escustone el caballero de la armadura de piedra, guardián y protector.

- ¿ Quizás carapiedra quiera iluminarnos con su sabiduría ? - la que responde sardónicamente es Mia Redcat, la mujer de los cabellos llameantes. Su pelo intensifica la llama.

- Carapiedra tiene un nombre, mujer pelofuego. - contesta aireado Escustone y su armadura de piedra se agrieta visiblemente un poco más.

Di-jor, el enano con dos hachas a la espalda, se interpone entre ambos. - Si hay Pelea, será Di-jor quien la empiece. Basta de cháchara o serán mis dos hachas las que hablen. Y por el Dios GUB que lo harán gustosas.

- Calma compañeros. Di-jor tiene razón, discutiendo no arreglaremos nuestra situación. - la armoniosa voz de Sir Trevorin, el caballero templario de la armadura resplandeciente, resuena por toda la estancia.

- Pero Escustone tiene razón - ahora es el turno de Amalasunta, la princesa duende de bosquevilla - ¿ quien nos dirá porque estamos tan perdidos y confusos ?

- Miladies. Caballeros. Me encantaria quedarme a ver como se matan los unos a los otros o comienzan a prácticar el noble arte de la retórica entre ustedes. Pero si son tan amables de indicarme la salida de este agujero, este pequeño halfman tiene asuntos que atender y ...

Pero la voz del pequeño halfman queda silenciada por un estridente sonido ensordecedor que va creciendo a sus espaldas. El mago de la raída túnica verde golpea con la punta de su bastón el suelo de la gruta. Con cada golpe un nuevo sonido estridente se eleva por toda la estancia. Y del contacto con madera y piedra se produce un brillo especial. El fulgor se intensifica y la brillantez del suelo se eleva a un metro formando una figura. La figura es una alargada cinta negra replegada sobre si misma. La forma se desdibuja en el aire de la cueva. En el interior de la borrosa cinta, hay grabados unos cuadrados de bordes blancos y finos. 


La cinta negra
- Lo recuerdo. - chillá excitada la gnoma marrón de vallearenisca. - Es una cinta... y sirve...sirve. No recuerdo para que sirve.

- Sirve para ver imágenes.  - acaba la frase Greenmane-lishi.

- Y escuchar sonido. - añade Di-jor.

- Si. Pero intuyo que es algo mucho más importante... - los cabellos llameantes de Mia Redcat brillan con un fulgor especial.

- He estado ahí antes... ¿ no es así Amalasunta ? - balbucea inseguro por primera vez en su vida Escustone, el caballero de la armadura de piedra.

- Si querido Escustone. Hemos estado ahí antes. - Amalasunta, princesa duende de bosquevilla, regala al suelo de la cueva una pequeña lagrima.

- Así es compañeros. - asevera Lady Matkow sacersotisa de la orden de la oscuridad mientras replega su oscura túnica con ambas manos. - Ese es el hogar de todos nosotros. ¿ Como habíamos sido capaces de olvidarlo ?

El mago de la raida tunica verde saca un manojo de hojas secas. Las tritura rudimentariamente con sus dedos y las echa en la oquedad de su pipa. Con calma, prende fuego con yesca y pedernal. En esta ocasión el humo no hiende la estancia.

- Dransa recuerda. Ya no seremos pobresitos más. Yupi. Ya es tiempo de volver a casa. Si. Volver. A casa. - canturrea alegremente la gnoma marrón.

Todos, a excepción del mago de la raída túnica verde y del pequeño halfman, asienten al unísono.

Mia Redcat y Lady Matkow extienden sus manos hacia el resplandor que emana la oscura figura de la cinta negra. Llama y oscuridad tocan a la par la cinta y desaparecen. "Cariño mio" susurra el enano Greenmane-lishi. Rápidamente extiende su mano hacia la cinta negra y también desaparece al instante. La resplandeciente armadura de Sir Trevorin brilla con más claridad. Él, con porte tranquilo, desenvaina lentamente su espada, es su turno. También se esfuma. Amalasunta agarra dulcemente a Escustone del brazo, ambos, el caballero de la armadura de piedra y la princesa de los duendes de bosquevilla, unidos en un abrazo siguen el mismo camino que sus predecesores. "Por GUB que no seré el último" masculla entre dientes Di-jor y sacando con fuerza sus dos hachas de la espalda se lanza precipitadamente hacia la figura. Su forma brilla con intensidad y luego desaparece. "no gusta no gusta" rie histérica Dransa la gnoma marrón, pero sus minúsculos dedos contradiciendo sus palabras rozan la cinta negra...

Solo quedan en la gruta el pequeño halfman y el mago de la raída túnica verdosa.
Ambos se miran fijamente. El mago aspira tranquilamente de su pipa.

- ¿ Y ahora que sucederá muy señor Mago mio de no se sabe donde? No se si quiero o no quiero entender. Acaso querrá insinuarme que no somos nada. ¿ Que mi apacible vida en mi pequeña colina de 'caramelo cerrado' no es mas que una broma ? ¿ acaso un sueño? Y se supone debo alargar mi mano y tocar ese extraño objeto que nubla mi juicio y mi mente. Y que con esta parafernalia todo quedará arreglado y solucionado.

El mago asiente aquiescentemente con su mirada. Apaga la pipa y le da la vuelta para vaciarla de las cenizas que han quedado en ella. Con su mano derecha eleva su bastón señalando a la cinta negra. A la par, con su mano izquierda cerrada en puño, acaricia suavemente su corazón. Realizada estas dos acciones mira con alegría al pequeño halfman y se encoge de hombros. Su bastón acaba de rozar la misteriosa figura de la cinta negra. El mago desaparece al instante, como si solo de un sueño se tratara.

- ¡ Que demonios ! En fin... en otra ocasión cosecharemos las bayauvas de detrás de la colina de 'caramelo cerrado'. Y saborearemos los quesos y vinos del valle. - un suspiro acompaña la voz del pequeño halfman, pero ya no queda nadie para escuchar esas últimas palabras.

Su dedo índice roza ligeramente la figura. Es el último en desaparecer.



"Hay ocasiones, que el desconocimiento de una situación nos confunde y nos hace dudar; empero nuestro yo interior, aun en esos casos, siempre sabe discernir en la lúgubre bifurcación y escoger el camino hacía el bien. Porqué lo correcto solo posee una senda. Y esa senda es el camino del corazón."


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

16 comentarios :

  1. ¿No he entendido? Entiendo es una parábola pero es tuya o vuestra del grupo de la cinta negra ¿Estan sacadas de un libro? ¿De que libro? Pero por lo demas interesante.
    Un saludo y feliz entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier,
      Es un pequeño relato autóctono mio inspirado en gran parte en el señor de los anillos y a mi manera un homenaje.
      Los personajes estan basado en personas reales aunque representan en el marco de la historia a seres de encuento sacados de las películas... y ellos no saben que lo son; hasta que ellos mismo, ayudados por el gran mago, vuelven a recuperar la memoria.
      Seria parecido a la historia que estas desarrollando para tu blog, pero lo mio son relatos cortos con un principio y un fin muy definidos.
      Una alegria verte por aquí, un abrazo Javier.

      Eliminar
  2. UTLA te has salido! solo agradecerte el relato! que bonito! ya sabes que tienes un don con la palabra!! y como mola la foto !! la espera ha merecido la pena! un honor compartir con todos esos momentos! un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lady Matkow,
      Un placer verla por aquí. La foto es una frikada mia, estuve practicando un poco con el 'photochop' y de querer hacer un pop-art finalmente me acabo saliendo 'eso'.
      Muchas gracias por tus cariñosas palabras, el honor es mio por haber disfrutado tanto en el primer 3D que no he visto borroso en el cine.
      Un cariñoso abrazo Lady Matkow.

      Eliminar
  3. Me encanta la historia, parece sacada del mismísimo Hobbit ;) tendrás que continuarla o se calará fuego en algún lugar inesperado...Redcat!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Señora Mia Redcat,
      Pues tendrá que leerse el libro "El Hobbit" algún día, pero tenga cuidado y no lo queme. :->
      Es una bonita fábula, se lo recomiendo.
      Un abrazo muy grande y gracias por acercarse hasta aquí.

      Eliminar
  4. Impresionante. Cuanta imaginación!!! Que gran homenaje a la gran cita que realizamos para ver la película. :D Y que mensaje mas bonito al final. :D Genial!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Sir Henry, me alegro mucho que te gustara. La imaginación es un don preciado. Los que componeis canciones, los escritores, todos a ansiamos, y no siempre aparece cuando queremos. Vosotros y este bonito relato me inspirasteis.
      Un abrazo muy grande camarada. ;->

      Eliminar
  5. ¡qué historia más peculiar! pareciera el argumento de una partida de rol, con tantos personajes de fantasía heroica, y esa extraña lógica propia.. por cierto que también me gustó mucho el mensaje final :))

    besos, ¡y feliz 2013!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola maslama,
      El Hobbit siempre me recordó a esos antiguos juegos de rol (al que yo era fan de joven) por la extraña cantidad de personajes (mago, enanos guerrero, ladrón) y las situaciones tan ricas y varias que sucedian. Este es mi pequeño tributo.
      Gracias por tus palabras, Maslama reina de los gatos, el mensaje final intente escribirlo de corazón.
      Un abrazo muy grande. ¡ Y FELIZ 2013 !

      Eliminar
  6. Perfecto homenaje a los personajes de ficción y quién sabe amigo mío, quizás nosotros mismos seamos solo eso, personajes de una historia sin terminar. Feliz 2013!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepe,
      A veces pienso que solo somos un sueño, o estamos dentro de algo parecido a matrix, o... no importa. Seamos lo que seamos estoy contento de estar aquí.
      Un abrazo muy grande Sr. Cahiers, y feliz 2013!!

      Eliminar
  7. ¡Grande el relato! aunque me ha dejado con curiosidad, quizá más adelante otro relato debería descubrirnos como salieron de la película.

    Saludos y feliz 2013.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Shilmulo, gracias, ¿ hacer una precuela del relato ? Es una idea muy original. Pero eso formará parte ... de otra historia. ;->
      Un abrazo muy grande Shilmulo rey de los murcielagos del oeste.

      Eliminar
  8. Leer hoy éste pequeño relato me ha regalado una alegría inesperada. :) Un cuento que me recuerda lo importante que es la presencia de un faro en la noche.

    En ocasiones para darte cuenta de la importancia de una realidad es necesario que desaparezcas, que desparezca tu MUNDO, tu YO inmaculado y todas tus ideas más acérrimas... Desaparecer es esa forma más profunda de uno y más colectiva de todos.

    Un relato rico, colorista lleno de juego, picardía, ideas, imaginativo y con una bonita parábola del corazón, la nobleza y la verdad.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amla,
      Son muy bonitas tus palabras y me alegro que te haya gustado este pequeño cuento-fábula-parábola.
      Es como me hacen sentir aquellas pequeñas narraciones como el Hobbit.
      Espero verte más por aquí.
      Un abrazo y feliz 2013.

      Eliminar