Un tranquilo lugar de aquiescencia

domingo, 5 de mayo de 2013

UTLA Colaboración: "Mr. Borgo"

UTLA Borgorizado

Cuarta colaboración UTLAquiana

Esta entrada es fruto de una colaboración con el Blog "Borgo"

Gracias Miquel por dedicarme tu tiempo

Me encuentro delante de las inmensas puertas de un castillo desconocido para mi. Es de noche. El cielo negro esta alumbrado por miles de farolillos cósmicos las estrellas moribundas. Mis viajes me llevan a innumerables lugares extraños. Este tan sólo sería uno más si no fuera porque hace un momento estaba plácidamente durmiendo en mi habitación. O eso es al menos lo último que recuerdo.

Las inmensas puertas del castillo se abren. No parece haber nadie al otro lado. ¿ Se habrán abierto solas ? Alguien me debe estar esperando.

Hay un pasillo muy largo y oscuro alumbrado tan solo por antorchas. Quien quiera que sea el dueño de este sitio tiene un gusto tétrico. No hay nadie a la vista. Algo me incita a seguir adelante. Al fondo del pasillo veo una puerta semicerrada por la que escapa una renuente luz que no desea escapar de la habitación que hay al otro lado.

Me acerco a la puerta. El tiempo trascurre de manera extraña. Como en esos sueños en los que un gran viaje sucede en cuestión de segundos, y en cambio acciones cotidianas pueden alargarse hasta el infinito.

- Pasa joven UTLA. - una voz aterciopelada me llama desde detrás de la puerta.

Al pasar veo a un humano sentado en una butaca de cuero situada en medio de una gigantesca biblioteca. Su cabeza esta coronada por un sombrero marrón similar al mío. La piel de su cuerpo posee un suave color sepia y una corbata negra se anuda en su cuello. Una chaqueta beige reposa en la cabecera de la butaca.

- ¿ Quiere hablar conmigo ? - No le tuteo. No se donde me encuentro y me gustaría poder salir vivo. Esgrimo la mejor arma en estas situaciones. La educación.

- Por supuesto, en caso contrario no estarías aquí. Y por favor, tutéame.

- ¿ Es esto un sueño o es real ?

- ¿ Existe alguna diferencia UTLA ?

Nos callamos. No veo la cara del desconocido. Esta sentado de medio lado. La luz existente en la inmensa sala proviene de una vela situada en una pequeña mesa al lado de la butaca.

- Joven UTLA escucha una pequeña historia por favor. En algún momento soñaras un cuento que será tu vida. En tu sueño construirás una pequeña gran comunidad y la poblaras con muchos seres de distinta índole. Pero el oscuro ser llamado destino torcerá el cuento. Y raíces profundas se asentarán en tu mundo. Tu antítesis largo tiempo separada destruirá ese mundo y a ti con el. Pero en el camino me encontrarás. No exactamente a mi, sino a un otro yo. Ya lo comprenderás a su debido tiempo. Y deberás despertar a ese otro yo para que a su vez pueda avisarte a ti. Como siempre, al final de este cuento no recordarás nada de todo esto. Sólo la vaguedad de un breve deber para conmigo.

- ¿ Y quien eres tu ?

- Mi nombre es un eco que se repite de generación en generación. La abstracción de la genialidad que adopta mil faces, mil formas y mil voces todas ellas diferentes. Y aun siendo diferentes todas ellas comparten idéntica fisonomía intelectual. La singularidad que nace de la discrepancia con el absoluto. Lo ordinario sublime. Ese soy yo.

Su respuesta y la historia me dejan más confundido que con respuestas. No sé qué decir, sólo quiero salir de este sitio.

- Antes de irte joven UTLA…

- ¿ Sí ?

- Presta atención a la receta de Tiramisú con huevos de avestruz, primero bates los dos huevos de avestruz, esparces dos vasos de azúcar de Antares con un poco de gelatina de Alphacentauri...
Es la genialidad de lo absurdo. Todo da vueltas alrededor mío. La biblioteca con sus miles de volúmenes flotan ingrávidos ante mi. Me encuentro en el centro del ojo de un huracán. La voz aterciopelada de Mr. Borgo se convierte en un remolino físico que lo absorbe todo. Dos huevos de avestruz dan vueltas en torno a mi cabeza queriendo aplastarse contra mi cuerpo.

Y en el fondo de mi ser, aun no se si todo esto es un sueño del que voy a despertar sofocado en mi lugar de reposo, o es otro viaje del que no recordaré como lo empecé...

Pero… ya … lo estoy … olvidando.

Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

18 comentarios :

  1. Hola, UTLA. Ha sido un placer y muy divertida esta colaboración. Tengo que probar a hacer ese surrealista tiramisú. Muy bueno el relato.
    Abrazos y hasta otra. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mr. Borgo,
      Todo un placer haber podido trabajar conjuntamente contigo.
      Es Mr. Borgo que hace interesante el relato, ya que el relato sólo es equiparable a esa receta mágica. ^_^
      Un abrazo muy grande Miquel.

      Eliminar
  2. Estos sueños jejejeje. Veo que esta triunfanfo lo de las colaboraciones Buen Relato. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier,
      ¿ Nuevo Avatar ? Rayos, cuantos cambios ;->
      Si, las colaboraciones me encantan, y es todo gracias a vosotros.
      Algún día repetimos.
      Un gran abrazo Hikari Javier.

      Eliminar
  3. Jaja, estupendo, al final el bueno de Miquel no ha podido evitar darle una receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podia acabar un relato sobre Mr. Borgo sin una receta. ^_^
      Un abrazo Maestro Cahiers.

      Eliminar
  4. Ooooooh! Qué onírico a la par que surrealista. Genial la parte de la receta xDDD Muy buena colaboración, UTLA.

    Un abrazo!

    PD. Me encanta el UTLA Borgorizado :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea,
      Lo de la receta es verídico, con el tiempo, si tienes la suerte ir conociendo el Blog de mr. Borgo te daras cuenta de la sútil genialidad escondida en lo que aparenta ser lócura.
      Gracias por pasarte por aquí, como siempre un placer.
      Un abrazo muy grande Fabricadora de Historias.

      Eliminar
  5. Muy bueno, la más abstracta y surrealista de las historias de UTLA. Me recuerda un poco a la escena de Matrix en que Neo habla con el Arquitecto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Shilmulo,
      Pues es curioso, porque i la trilogía hace poco, por suerte escribí el relato una semana antes de verla... pero quin sabe... quizas sea un mensaje de neo que me esta invitando a despertar... ;->
      Un abrazo Shilmulo rey de los murcielagos del oeste.

      Eliminar
  6. Jajaja, me ha encantado. No se puede negar que este hijo/post es fruto de los dos ;) Y ese tiramisú debía estar hasta bueno...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mara,
      Si que ha salido la criatura muy Borgo-UTLA. ja ja ja
      Un abrazo Mrs. Miniver.

      Eliminar
  7. me ha parecido un relato muy muy borgiano, con todos esos libros y enigmas de gramática retorcida. Releyéndolo como una parodia de Borges, resulta también tremendamente divertido

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola maslama,
      ¿ Parodi ade Borges ? Guaua, eso es un gran halago. ¿seré Ultraísta sin saberlo ? ;->
      Si, Borgo me inspiró completamente en este relato.
      Gracias por tus amables palabras maslama
      Un abrazo y un ronroneo.

      Eliminar
  8. Tremendo. Un cuento onírico y surreal. Me ha gustado mucho.
    Y la colaboración con Borgo excelente.

    Estoy por recopilar todos los relatos y sacar una novela pero ya! Con las ilustraciones de Miquel sería éxito total.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ciudadano,
      Colaborar con vosotros siempre es un éxito. Personalmente lo encuentro una experiencia enriquecedora, y me permite por otro llado aumentar la cosmogonía particular de UTLA.
      ¿ Sacre Bleu ? No quiera que la maldición de UTLA recaiga sobre usted si realiza tamaña maldad...ha ha ha
      Un abrazo Ciudadano Noodles.

      Eliminar
  9. Surrealista, como la entraba que acabo de ver en el blog de Borgo en colaboración contigo. Enhorabuena a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcos,
      Gracias por pasarte por aquí. Borgo siempre inspira surrealismo puro. Es muy grande.
      Una alegría verte por aquí.
      Un abrazo Marcos.

      Eliminar