Un tranquilo lugar de Pruebas

jueves, 18 de julio de 2013

Susurros de NUTLA. En un chasquido de dedos.


"Ciertamente curioso todo lo que sucede en un segundo. De la felicidad más absoluta a la risa más amarga. Chascar o tronar lo dedos, un dispendio coloquialmente barato que se queda grabado en la retina. No olvidéis de chascar vuestros dedos. 
La Negatividad os hará libres."

Es curiosa la vida. Lo que puede pasar en un chasquido de dedos es tan efímero y sin embargo tan importante, que lo acontecido en un segundo se queda grabado para siempre en nuestros pensamientos. Como una fotografía desabrida que nos persigue el resto de nuestras existencias.

Como el bueno de Jimmy. Estaba loco por Polly desde que eran niños. Durante todo el colegio fue detrás de ella. Después llegó la época de esa fabrica de mediocres llamada instituto. Jimmy era insistente. No era un chico apuesto pero si pudiéramos darle una definición, esa seria sin lugar a dudas persistente. Y llegó el baile de graduación. Tenía tan cerca a Polly que podía oler su afrutado perfume entre sus cabellos. Y dudó. Lo vi en sus ojos. Tuvo miedo. Así, el bravucón de Morris, el quaterback del equipo de rugby, se la arrebató de entre sus manos. Fue un baile precioso. Semanas más tarde Polly y Morris se casaban.
Tan solo puedo imaginarme lo que pasó por la mente de Jimmy. ¿ y si la hubiera sacado a bailar ? Fue el tiempo en que unos dedos tardan en chocar el uno contra el otro. Un mes más tarde Jimmy se pegó un tiro. Fue limpio. Introdujo el cañón en su boca. Y disparó. Un chasquido.

Tambien recuerdo al bueno de Harris. Profesaba un arraigado don de la diplomacia allí donde fuera. Curiosa mentalidad para un soldado que debe matar centenares de hombres. Aquel día estábamos tomando la playa. Habíamos sorteado los malditos muros de contención. Muros tan altos que cualquier hombre se sentiría un chiquillo delante de ellos. Las alambradas, un molesto jardín sin podar. Las malditas púas oxidadas con salitre y agua desgarraban nuestros pantalones. Perdimos muchos compañeros en aquella playa. Harris y yo seguíamos avanzando. Un nido de ametralladoras justo encima de nuestras cabezas enviaba balas que zumbaban como avispas asesinas por encima de nuestros oídos. Llegamos a la puerta. Tiramos la granada. El nido de avispas explotó. Harris y yo nos adentramos para asegurarnos que no quedaba ninguna avispa en nuestra retaguardia. Pobre Harris. Se volvió al escuchar un ruido. Una tos moribunda. Apuntó... pero no disparó. Un niño, apenas un niño en el suelo. No debía tener más de quince años. Miró fijamente a esos ojos azules de pelo rubio que le miraban azoradamente desde el suelo. Harris dudó por un segundo. El tiempo de un chasquido de dedos. La gran danza de los errores. El niño alemán vestido de soldado, con su uniforme negro como el betún no dudó. Una mezquina bala atravesó el cerebro del inocente Harris que aun pensaba que podía cambiar a la raza humana.

Y que decir de la buena de Jenna. Nunca fue una chica bonita. Algunos chicos se burlaban de ella, caraburro o cosas peores la llamaban. Pero después de una guerra una mujer hubiera vendido su alma al diablo por conseguir un bien tan escaso como era un hombre. Yo era su vecino y veía como Walter, su marido, le pegaba noche tras noche. Walter era hosco. El típico hombre sin futuro. Consciente de su tosca existencia y de su inexistente porvenir descargaba su frustación sobre Jenna. Un pequeño desahogo después de una buena botella de licor. Los gritos de Jenna se escuchaban desde mi destartalado cuarto de alquiler. La paga de un ex-soldado no da para mucho. Un día, la buena de Jenna cogió a su hijo. Tenía hecha las maletas. Supongo que tenía intención de escapar. Pero la providencia o tal vez debería decir la mala fortuna hizo que aquel día su marido apareciera antes. Le pegó, y pegó. Y siguió pegándole hasta reventarle la cara, los ojos, los tímpanos. En el cristal de la casa un charco inmenso de sangre tapaba todo el interior de la vivienda. Debió morir rápido. Es lo que prefiero pensar. Después, según dicen, Walter ahorcó a su hijo que apenas mostró resistencia. Al final, el bueno de Walter decidió hacer algo bueno con su vida, y decidió colgarse también. Toda esta escena sucedió en un fugaz chasquido de dedos.

La desesperación grabada en los ojos de Jimmy mientras el bravucón de Morris se llevaba sus esperanzas.
La cara de asombro del bueno de Harris, que en un último aliento confió por vez última en la humanidad.
La estupefacción en la boca de Jenna, la buena señora, que se dio cuenta demasiado tarde que el valor tardío no sirve para nada.

Todos ellos, Jimmy, Harris, Jenna. Son como pequeños chasquidos en el aire, un ruido sin importancia que rompe el silencio de la noche.
Nadie los recordará. Solo yo.
Por eso, me encuentro hoy aquí.
Hay seis plantas hasta el suelo.
Es un edificio muy bonito, me gustaba mucho cuando era crío.
Ya se han congregado muchos vecinos.
Los periodistas hace rato que han llegado con sus flashes cegadores.
Por fin llega la policia; efectivamente tarde.
Ya estamos todos.

¿ Ya sabéis que me propongo verdad ? Me saltaré los detalles macabros de la historia. Seguro que vosotros lo hacéis mucho mejor que yo.

Miro al vacío por última vez, ya es hora de que empiece la función.

Los fotógrafos se van a pelear por mi chasquido de dedos...


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

15 comentarios :

  1. NUTLA en todo su esplendor, ciertamente. Me quito el sombrero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado NUNCIO,
      Muchas gracias por tus palabras.
      La negatividad os hará libres.

      Eliminar
  2. Terribles historias entroncadas con eso tan viejo de "pudo ser y no fue".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maestro Cahiers,
      Gracias. Terribles como la vida misma por desgracia.
      Un abrazo Pepe.

      Eliminar
  3. Joder, qué cosa más chunga te ha salido.

    De todas formas, en el primer relato... si la tal Polly se casó con ese pollo a las pocas semanas de la graduación pudo ser por tres cosas:

    1. La tía era gilipollas y no se lo pensó mucho.

    2. Llevaban más tiempo enamorados de lo que pensaba Jimmy.

    3. Morris la dejó preñada.

    En cualquiera de los tres casos, veo excesivo el suicidio, sobre todo pensando que en EEUU casi todos los matrimonios acaban en divorcio. Jimmy debió esperar su momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doctora,

      No he sido yo, ha sido NUTLA, que de vez en cuando hace de las suyas.

      Me gusta el análisis que ha hecho.

      Tambien podría ser que el "tontifaz" fuera Jimmy y hubiera esperado demasiado, ante el cansancio de su amada.

      Ja ja ja Aunque creo que la 3º opción viendo la tasa de embarazos en adolescentes americanos quizás sea la más factible.

      Eso si, nunca vale la pena quitarse la vida por otra persona, a menos que fuera para obtener un bien mayor.

      Un abrazo Doctora y hasta la próxima visita.

      Eliminar
  4. Joder eres muy bueno escribiendo historias pero si te soy sincero estas no me han gustado tanto.
    Conoci una chica, una vecina que realmente era preciosa. Pero yo nunca la habia prestado atención. Un dia me la encontre en el Portal Parecia que estaba llorando.
    - ¿Estas llorando? Pregunte.
    - Es por la alergia. -Dijo ella.
    - Casualmente tenia un paquete de pañuelos recien comprado, sin abrir.
    - Toma te lo regalo.-Le dije.
    Ella me lo agradecio con una preciosa sonrisa. Y en un chasquido de dedos Me enamore de ellas.

    Hace mucho que no utilizo esa expresión


    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado JAVIER,
      ¿ No le gustan mis historias ?
      ¿ Tiene acaso miedo a la negatividad racionalizada ?
      ¿ Ellas ? Interesante, interesante.
      La negatividad os hará libres.

      Eliminar
    2. Hola Hikari Javier,

      No hagas caso a NUTLA. Su camino equivocado por la negatividad tiene algunas ventajas pero muchos inconvenientes.

      Es más díficil trabajar la luz, pero recompensa mucho más al final.

      Es bonito esta anecdota que has contado.
      Espero que hayas podido seguir viendo a la dama en cuestión. Es una lastima guardarse esas cosas.

      Una sonrisa es el mejor de los agradecimientos.

      Un abrazo muy grande Hikari Javier.

      Eliminar
  5. Parece que NUTLA visita este lugar con demasiada frecuencia ultimamente, que cantidad de tragicas historias en tan solo un chasquido de dedos, todas menos la de Jimmy que me parece demasiado cobarde e idiota para que sienta lastima por él.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Shilmulo,
      NUTLA esta muy decidido ultimamente. Y no siempre puedo detenerlo.
      Pero gracias a tus comentarios, los comentarios del Rey Shilmulo, conseguimos alejarno por un día más.
      Espero no obstante que te gustara.
      Un abrazo Shilmulo, rey de los murciélagos del oeste.

      Eliminar
  6. Sigo pensando que Nutla no es tan malo como aparenta ser ( y no quiero que se sienta alagado) Creo que Nutla cuenta esas cosas porque se siente un poco como Jimmy.. Oh, Nutla ?Que triste infancia debiste tener? Seguro que en el instituto no se comia una rosca y se reian de él.
    Pero en cierto modo Nutla nos muestra la desgracia que nos rodea a todos y gracias a eso nos aferramos más a las maravillosas cosas que hay en la vida. Por ello, Gracias Nutla, aunque siento decirte que así nunca conseguirás transmitirnos tu negatividad, sino más bien lo contrario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada AMALASUNTA,

      Unas sagaces apreciaciones, pero la negatividad la llevais todos dentro.

      Es el rechazo a lo negativo lo que os hace poneros falsas mascaras de bondad.

      Al final la negatividad se desborda como en un vaso repleto de agua.

      Sois más negativos racionales de lo que pensáis.

      La negatividad os hará libres.

      Eliminar
    2. Hola Amalasunta Regna,

      Quizás su infancia no fuera triste, y eso es quizás... porqué nunca tuvo una.

      Proximamente... NUTLA, UTLA y todo su mundo. ;->

      Un abrazo Amalasunta Regna, princesa de las hadas de bosquevilla y portadora del heredero único

      Eliminar