Un tranquilo lugar de aquiescencia

viernes, 1 de noviembre de 2013

Susurros de NUTLA. Negra Semilla (parte 2 de 2)


(continua...)

(Sarkis, Indio)
Sarkis, mitad cristiano y musulmán, nació en la frontera entre dos dogmas. Sus afectivos padres murieron cuando era apenas un adolescente en un bombardeo en el Líbano. Por suerte, él se encontraba con sus tíos pasando una temporada en la India. A medida que se hizo un hombre, se consideraba inmensamente afortunado. Ya que en su fuero interno había conseguido aunar con éxito su particular trinidad espiritual Cristiana-Musulmana-Budista. Trabajaba como pintor mostrando el lado bueno de las cosas, y aunque no ganaba mucho dinero, era feliz.

(Tetis-Sarkis)
Tetis se encaprichó de un bello cuadro que representaba un amanecer. Estaba expuesto en la calle por un pintor ambulante. Esa pintura le recordaba de manera inconsciente a su propio yo, tan luminoso en una época anterior. Las personas siempre se encaprichan de aquellos objetos que de alguna manera les recuerdan a ellos mismos. Al querer comprarlo, el pintor no aceptó su dinero, sin embargo insistió en quedar con ella otro día para tomar un té. Como Tetis heredó la obstinación de su padre, le fue imposible no aceptar la invitación. Se había encaprichado de aquella fascinante pintura y no la dejaría aunque su precio fuera bajar a los mismísimos infiernos. Así pues acepto tomar un té.

Sarkis y Tetis se cayeron bien desde el principio. Después de una semana de galanteos, Sarkis le hizo el amor apasionadamente. Realmente estaba loco de amor. Y aunque Tetis aun mostraba la frialdad traspasada por su antiguo compañero, el lado apasionado del pintor hizo florecer poco a poco su antiguo carácter. Sin embargo, un día recibió una carta de su antiguo amor. Las palabras de la misiva hicieron mella en su alma y aquel rebrote de frialdad fue creciendo en ella. La negatividad sólo necesita un pequeño hueco para abrirse paso.

Y un día, la hermosa griega con nombre de ninfa desapareció para siempre. No hubo nota ni despedida. Sarkis no podía comprender el suceso. Su amor roto por aquel ángel puso dudas en sus cimientos más sólidos sobre sus fundamentos en la fe del amor.

Necesitaba salir de aquella cárcel que el mismo se había construido en la India. Pero no podía hacerlo mientras permaneciera allí, necesitaba un cambio. Recordó que poseía un amigo en Argentina gerente de una conocida Galería de Arte. Este amigo llevaba mucho tiempo queriendo ver una obra india expuesta. Así que lo llamó. El amigo no podía creer la increíble suerte. El viaje a Argentina lo realizó al cabo de una semana...

(Sarkis - Semilla Negra)

Expuso su obra y fue todo un éxito de la crítica, aunque muchos críticos sólo vieron la frescura de la novedad sin entender realmente los signos secretos detrás de aquellos garabatos desgarradores. Muchas mujeres se acercaron a Sarkis codiciosas de éxito. Otros tantos hombres, pretenciosos de fama, pretendieron realizar negocios con él.

Pero Sarkis seguía sin sentir nada.

Un buen día cansado de la ausencia de sentimientos, decidió subir una montaña muy alta. El ejercicio revitalizó su cuerpo, aunque mente y corazón siguieran en un estado de opacidad total. Entonces se fijó en el sol que ardía esplendoroso en el cielo.

¿ Por qué una persona optimista como él había sucumbido al desapego emocional ?
¿ A la triste apatía del sin sentir ?

Entonces notó una "presencia" apegada a su mente, un mal traspasado hace tiempo. El sol le transmitió la fuerza necesaria para poseer esta clarividencia.

Respiró fuertemente y notó algo en su cabeza. Volvió a aspirar todo lo más enérgico que pudo. Si, notaba algo en su cerebro. Hundió su dedo índice en medio de su nariz y apretó. Un hilo de sangre brotó, pero no sufría por ello. Siguió hundiendo sus dedos más adentro, con los dedos índice y corazón podía tocar algo, como una pequeña piedra. Poco a poco la fue extrayendo. Sudaba mucho por el esfuerzo y la pérdida de sangre. Finalmente extrajo aquel pequeño objeto.

Observó con detenimiento el negro objeto. Era una simiente negra. Notaba una fuerte ola de egoísmo si acercaba la semilla a la cara. Una fuerte sensación de egoísmo irracional inundaba todo su ser.
Con mucha concentración apretó la semilla contra la palma de sus dos manos. Hasta que la redujo a simple polvo.

Sarkis podía volver a respirar con normalidad. Ya no se sentía pesado. Miró al sol. Sonrió.
Su vida escapó tranquilamente de su contenedor, y su cuerpo se desplomo despacio sobre el suelo.

Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

19 comentarios :

  1. Sólo siento respeto por la semilla!! Aburrimiento de relato, reflejo de la flojedad del ser.
    La Negatividad os hará libres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuan equivocado estas Nutla, la negatividad solo es una prisión de tristeza y frustación que nos impide hacer aquello que realmente deseamos.

      Me gusta ese rollo de tío duro que llevas, pero deberias ser un poco más positivo querido Nutla.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Shilmulo,

      Valientes palabras estimado amigo.

      pero yo no tentaria al negativo NUTLA, estas atrayendo al mal sobre tu persona. Y ten cuidado con el, pues es muy sibilino.

      Un abrazo muy grande Shilmulo, rey de los murcielagos del oeste.

      Eliminar
  2. No se, no se. este capitulo no a conseguido engancharme. Sin embargo valoro y mucho los relatos que traes y el esfuerzo en ellos. pondras mas partes es que dos me a parecido poco.
    Un abrazo.Buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hikari Javier,

      ¿ Que no te ha enganchado ? arrgggg... sacrilegio... ja ja aja ja j ja

      Cuando los acabo con sangre y un poquito mal ya veo que no te gusta, tranquilo, que el siguiente "LAS DOS ROSAS" será.... shhhh... suspenso.

      Un abrazo muy grande Hikari Javier.

      Eliminar
  3. Qué fuerte, me ha recordado a esa escena de Matrix en la que el prota se saca un bicho del ombligo, aunque peor, mejor la tripa que el cerebro, y a través de la nariz con todo lleno de sangre... ¿no podía simplemente sonarse? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doctora,

      Es curioso ver como cada cual extraes distintas comparaciones de películas o novelas.
      Pues aunque no pense en esa escena, es cierto que me recuerda mucho al pobre Neo.
      Este Sarkis paró el mal a tiempo.
      El mal debe acabar en uno mismo. Simplemente no podia el buen Sarkis.
      Un abrazo Doctora y hasta la próxima visita.

      Eliminar
  4. Está muy bien narrado, UTLA. Enhorabuena. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcos,
      Muchas gracias caballero de la pluma poeta. ;->
      "A mi manera" un abrazo.

      Eliminar
  5. Me ha parecido curioso este "efecto mariposa" la segunda parte es un poco mas terjiversada que la primera, pero igualmente da que pensar... como el efecto de una persona puede acabar influyendo a través de desconocidos hasta acabar cambiándole la vida a alguien en el otro lado del mundo... hay que vigilar siempre como actuamos, pues no sabemos a quien y como podemos causar efecto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalasunta Regna,

      Otra gran comparación, el efecto mariposa, donde cada efecto anterior va ligado en un gran encadenamiento a los sucesos posteriores.

      Cualquier acción nuestra desencadena toda un serie de acciones en cascada en la vida de los demás.

      Exacto, hay que vigilar... SIEMPRE!! ;->

      Un abrazo muy grande Amalasunta Regana, princesa de las hadas de Bosquevilla y MADRE (por fin) del heredero único.

      Eliminar
  6. Heyy!!! no puedo poner comentarios en lo del salon del Manga. ¿Por queeeeeee?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. D'ont woprry... en la última entrada En la 6 de 6.. que si no será un agobio. ;->

      Eliminar
  7. Pues muy buena segunda parte y bien cerrada la historia. Con lo dificil que es acabar los pequeños relatos, le ha salido un final potente y metafórico.
    Me voy al salon del manga a ver que cuenta, que ha cogido mucha velocidad!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ciudadano,

      Muchas gracias por lo del final, curiosamente es casi lo primero que pensé. ^_^

      Si, el gran salón le esta esperando.

      Un abrazo Ciudadano Noodles.

      Eliminar
  8. Lo que yo decía, que la cosa no iba acabar bien. Maldita negatividad, nunca trae nada bueno.

    Un abrazo Ser Aquiescencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja ja ja ja ja ja
      Shilmulo eres increible.
      Así es, la negatividad, en todas las formas conocidas no suele traer por norma nada bueno, ni lleno de luz, destruye todo. asta lo bueno que hay en nosotros!!

      Hay que vigilar con la negatividad, y con las semillas negras!!

      Un abrazo Shilmulo, rey de los murcielagos del oeste.

      Eliminar
  9. me ha gustado más el primer capítulo, los personajes y sus relaciones resultan absorbentes, como un inmenso mosaico de desamor. El segundo tampoco está mal, aunque no entiendo el motivo de la muerte

    por cierto, muy bonitas las fotos del Salón, las estoy disfrutando

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maslama,

      Que bueno verte por aquí alta sacerdotisa.

      Si, en eso coincides con Hikari Javier.

      El motivo de la muerte es estupido, detecta el mal en su interior y decide extraerlo de la única manera que sabe, con sus propias manos. Su muerte salva al mundo de seguir encadenando más odio y egoismos estúpidos.

      El bien, aunque no lo parezca, triunfa en esta historia sobre el mal. ;->

      Si, lo puedes decir, estoy muy mal. ha ha ha ha ha

      En la última entrada os dejar´ñe comentar. ;-> Y muchas gracias por el elogio.

      Besos y un fuerte ronronero maslama.

      Eliminar