Un tranquilo lugar de Pruebas

martes, 14 de julio de 2015

Mamá. Papá. Quiero ser Jedi.


—Mamá. Papá. Quiero ser Jedi.

Palmira y José se miran el uno al otro anonadados. Intentando encontrar un sentido en las pupilas del otro. Ciertamente una nada esperada información les acaba de sacudir. Una pareja de ateos recalcitrantes se preguntan. «¿Qué acaba de decir mi hijo?».

El primero en hablar es José, el padre.

—Perdona hijo, ¿Qué dices que quieres ser?

—Jedi.

José gira su rostro y mira atónito los ojos de su mujer.

—Pero Andresito —La que ahora habla con un cierto deje nervioso es Palmira, la madre— en esta casa somos ateos. Nunca hemos creído en religiones ni dioses de ningún tipo.

Un breve silencio se instala incómodo entre los progenitores. Andresito mira fijamente a los ojos de sus padres.

—Los ateos también pueden seguir La Fuerza.

Las pupilas confusas de Palmira no aciertan aún a encontrar el discurso adecuado. Los crispados ojos de José enrojecen.

—Hijo, ¿Qué Tonterías son estas? Toda esa sarta de memeces de «Star Wars» sólo son invenciones. ¿Quién te ha metido esa idea en la cabeza?

—Nadie me ha metido ninguna idea. La película sólo fue el catalizador. La Fuerza es algo más profundo en el interior de cada ser vivo.

—¿Catalizador? —Comenta asustada Palmira mientras su voz tiembla ostensiblemente nerviosa— ¿De dónde sacas esas palabras Andresito?

—Siempre me habéis hecho leer mucho. Catalizador es solo una palabra más, el impulsor, la energía, La Fuerza. Y ya no soy Andresito, nunca más, mi nombre es Andrés.

—Así no le hables a tu Madre. Pídele perdón y vete a dormir.

Palmira mira nerviosa a José. El padre mantiene la vista fija en su hijo. Pero hay un cambio en él, no baja la vista. Andresito, Andrés, o quien quiera que esté delante de ellos ya no es su hijito pequeño. Se ha producido un cambio.

—Con toda mi Fuerza os pido perdón si os he molestado con algunas de mis palabras. Pero me convertiré al Jediismo. Y a partir de ahora solo responderé al nombre de Andrés. Con vuestro permiso Papá y Mamá me voy a dormir.

../..

«No existe emoción, sólo existe Paz.
No existe ignorancia, sólo existe Conocimiento.
No existe pasión, sólo existe Serenidad.
No existe caos, sólo existe Armonía.
No existe muerte, sólo existe La Fuerza».

José esta en el pasillo, delante de la habitación de su hijo, y por un leve resquicio en la puerta escucha atentamente las palabras que mantiene su retoño en la soledad de la habitación. Sus ojos observan el tranquilo ritual, su hijo, de pie en medio de la estancia, mantiene su cabeza levemente inclinada hacia adelante mirando hacia su pecho. Levanta el rostro y lentamente se dirige hacia su cama para seguidamente acostarse dentro de ella.

José se dispone a retirarse lentamente de detrás de la puerta.

—Buenas noches Papá —Despide dulcemente la voz de Andrés a su padre.

José pasa por su propia habitación, enciende el ordenador que reposa apagado encima de su escritorio, entonces lanza una búsqueda en el buscador. Mientras, Palmira se dispone a lavar los platos, el contacto con el agua la relajará. Siempre lo ha hecho.

Al cabo de unos minutos, José y Palmira se reúnen en el comedor, como si de una reunión secreta se tratase. El primero en hablar es José.

—He estado buscando en internet. A priori las premisas del templo de la orden Jedi parecen benevolentes y justas.

—¿Tienen página web? ¿Y un templo? —pregunta Palmira con insistente celo en su voz.

—No es un templo físico, al menos no de momento. Y lo que he leído me ha gustado. Un Jedi debe mantener una mente abierta hacia otras creencias. Un ateo puede ser Jedi, un cristiano puede ser Jedi, un musulmán puede ser Jedi. Se autoproclaman una religión de religiones.

—Me das miedo José, por tu tono parece que consientas a los deseos de Andresito.

—Lo que creo es que nuestro hijo ya empieza a ser mayor y debe decidir su propio camino. Cuanto más nos neguemos en este punto más insistirá. Debemos permitirle que se equivoque o que acierte por el solo. Tú y yo somos ateos, pero en esta casa por encima de todo hemos sido siempre tolerantes. No debemos prohibirle, debemos vigilarle. Que él tome sus propias decisiones y se equivoque con ellas es bueno. Si es una moda pasajera ya se le ira de la cabeza, como cuando quiso ser detective.

—José, estoy asustada. Esta vez es distinto. Su mirada. Su voz. Mi Andresito...

—Cariño, a ese respecto, con todo mi amor hacia ti debo pedirte que no le llames más Andresito. Ya no es un crío.

—Pero lo he llamado siempre así.

—Las cosas cambian y entiendo tu pena. Pero los diminutivos son jactanciosos y molestos, sobre todo si la persona no los acepta. Yo siempre odié cuando de pequeño me llamaban Joselito. Parecía el niño cantor aquel de las películas españolas.

Palmira recapacita profundamente en las palabras de su esposo.

—Tienes razón cariño. Te haré caso. Pero...¿qué haremos si insiste en ser Jedi? ¿Y si no es una moda pasajera?

—Entonces cariño, le desearemos la mejor de las suertes en su camino...—José lanza una risita socarrona— ¡ Y que La Fuerza lo acompañe !

Palmira ríe. José ríe. Y en el fondo de su ser, aunque nerviosos, ambos saben que el único camino para unir las creencias de todos no es La Fuerza, ni Dios, ni la Energía, ni el Amor... es la Tolerancia.

"¡¡ QUE LA TOLERANCIA OS ACOMPAÑE !!"


~ FIN ~


«Templo de la orden Jedi»:
Página oficial de la orden Jedi

«Más Info»:
Wikipedia: Jediismo

«PD»:
Esta entrada está dedicada a mi gran ex compañero de trabajo Jesús G.L.
Podría haberse escrito un pequeño chiste a este respecto:
«El colmo de un Informático Ateo es tener a un compañero llamado Jesús que le enseña el funcionamiento de la aplicación generadora de Universos». ^^
Real como la vida misma.


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

14 comentarios :

  1. Me ha encantado esta entrada! Y que se la hayas dedicado a tu ex compañero, es fabuloso! Ya había oído hablar hace tiempo del Templo y el Jediismo. La verdad es que es una "religión" para muchos. Ese pequeño chiste, tiene su gracia!

    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aiya Eowyn,
      Jesús es una persona de la que aprendí mucho; padre de tres hijos es una gran persona y un gran técnico que no deja de soñar por mas trabas que le imponga la vida. ^^
      Religión solo es una palabra, pues todos realizamos nuestros actos de fe para poder creer en "algo", lo contrario sería nihilismo, la nada. ^^
      El chiste sería más gracioso si nos hubierais podido ver trabajando juntos. jaja
      Como siempre un placer verte por aquí.
      Namarië Eowyn, Tenna rato.

      Eliminar
  2. Quería ser el primero en poner un comentario a este texto, pero me fue imposible ayer, así que sin yo pretenderlo, he cedido el paso a la dama.

    Es para mí un gran honor el que me hayas dedicado el relato. Nuestros caminos se encontraron y la esencia de lo que compartimos aun perdura y perdurará durante mucho tiempo.

    Que la fuerza y la tolerancia te acompañe en tu camino, mi pequeño padawan ( :-) ). Tenemos un universo entero por descubrir y un largo trecho por recorrer. Solamente viendo con los ojos del interior llegaremos a percibir toda la armonía de lo que nos rodea.
    Un abrazo muy grande, amigo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Jesús,
      Reina Eowyn es un ser incansable de la blogosfera, tu retraso esta justificado pues es un placer poder atender a tan magnífica dama bloguera.^^
      El honor es mio, tu inspirastes esta historia, era usto que volviera a ti.
      El amor esta en el interior, bonitas palabras.
      "Sólo existe el amor".
      Un abrazo muy grande. ^^

      Eliminar
    2. Hola Jesús,
      Oh! Siento si me adelanté a comentar! Gracias por tus palabras!

      Eliminar
    3. Querido UTLA,
      Muchas gracias por lo que has dicho de mí. Eres un cielo! :D
      Ya sabes el aprecio que te tengo y tus escritos los adoro.
      Espero que todo te esté yendo bien.
      Un abrazo!

      Eliminar
    4. Las gracias te las debo yo. Siempre es un placer poder disfrutar de tus amables palabras.
      Sigo de cerca tu blog, pero no puedo seguir tu ritmo de lecturas y películas. Me encanta que dediques tanto tiempo y pasión. ^^
      El honor siempre es mio!! ^^
      Tenna rato.

      Eliminar
  3. Nunca vi ni una de las películas de esta aclamada saga, así que solo voy a opinar sobre el relato, el cual deja un mensaje muy bueno. Es una historia muy linda y educativa. Me gustó mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Raúl,
      si estuvieras cerca te invityaba a ver todas las películas de la saga, de la que soy fan desde pequeño.
      En el fondo no importan las creencias particulares de todos, hay algo que tan sólo entreveemos que nos une como seres de este grandioso universo.
      Un abrazo muy grande bruto escritor.

      Eliminar
  4. Jajaja, muy bueno, si mis hijas se hacen Jedis, yo mismo las orderané con el sable láser, jajajaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Pepe,
      jajaj no me cabe ninguna clase de duda. Ser hija tuya tiene que ser todo un festival, menuda suerte. :->
      Un abrazo muy grande Maestro Cahiers.

      Eliminar
  5. Una genial historia con el toque friki de Star Wars, ojala se imponga esa tolerancia y se deje de mirar como a locos a la gente que cree en algo.

    Un abrazo Ser Aquiescencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Shilmulo,
      La gente que cree en algo se acabará imponiendo, pues no sucede ya con los cosplayers, con la gente que apaga la televisión y lee o se va a realizar algún deporte? ^^
      Un abrazo muy grande Shilmulo, rey de los murciélagos del oeste.

      Eliminar
  6. oh, el poder de la fuerza! cuando lei esta entrada no pude evitar sonreir.. Creo que si mi pequeño padawan me dijera un dia que quiere ser Jedi no me sorprenderia.. aunque tendr'a trabajo en lidiar con el lado oscuro si no cumple con sus obigaciones... Bosquevilla tiembla cuando escucha que le llaman, con voz de Dark Vaden, "yo, soy tu madre" ( creo que esta historia tiene mas gracia en mi cabeza, pero en fin...) que la fuerza me acompañe... un abrazo joven pdawan

    ResponderEliminar