Un tranquilo lugar de Pruebas

lunes, 18 de abril de 2016

No eran sádicos...


—Lo siento, vida. La violé.

—¿Qué? Espera. Cariño, ¿Me puedes repetir?

—Sí, violé a Sorën. Quería violarla, y lo hice. Era morboso.

—Continua cariño.

—Después pensé en matarla, pero... no pude.

—¿Por qué?

—No podía, me bloqueé. Pensé, «yo no puedo estar haciendo esto. No estaría bien». ¿Qué opinas?

—Debes matarla. No lo dudes.

—Pero...

—Matar a alguien es el clímax, te lo digo por experiencia. Debes hacerlo. Somos personas y nos cuesta, pero lo más difícil es la primera. Aunque pienso que podrías acabar con ella entre grandes tormentos.

—No sé, déjame que me lo piense. La violación, cuando pensaba en ello, se me removían las tripas.

—Claro, cariño. Tómate tu tiempo. Uno debe acostumbrase a estas cosas, para evolucionar, digo. ¿Me entiendes, no?

—Sí, claro, lo entiendo, pero no deja de ser complicado.

—Nadie dijo que fuera fácil. ¿Por cierto..?

—Sí, ¿vida?

—¿Decidiste ya el título?

—Sí. «Los extraños asesinos» no me acababa de convencer, así que decidí «No eran sádicos».

—Es mejorable, pero me gusta. Te quiero cariño. Hablamos en otro momento, debo marchar a trabajar.

—Claro vida, muchos besos, que vaya bien el día.

—Besos.

—Besos.

«No eran sádicos...eran escritores».


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

4 comentarios :

  1. Me he quedado con la boca abierta! Y hasta se me han puesto los pelos de punta!

    El titulo... orginal.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¿Que estaban escribiendo una historia para un relato?
    Pues matala jejejeje.

    ResponderEliminar
  3. holaaa!!!! que locura! me imaginaba para donde podias salir, pero esta buenisimo! gracias!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Si eran escritores entonces sí eran unos malditos sádicos!
    Genial relato, UTLA.
    Saludos.

    ResponderEliminar