Un tranquilo lugar de aquiescencia

domingo, 14 de enero de 2018

Antes de mormir


«El sueño es alivio de las miserias de los que las tienen despiertas»


Prepara el macuto de los viejos pertrechos, asegúrate de moler un poco de compasión, de la que preparabas en el viejo molino de alegrías. 

Deja cartas para los allegados, que sepan que aunque en algunos momentos no supiste tratarlos con el cariño que se merecían, todos tenían cabida en tu corazón. 

Mientras te dirijas a la cama, deja abiertas la ventanas, muy abiertas, que por ellas puedan escapar las pequeñas palomas a las que con tanto cariño les has dado de comer durante todos estos años. Acaríciales el pico, las plumas y déjalas libres, que vuelen bien alto hasta el cielo. 

Arrópate con la manta, el frío es duro y a nadie le gusta, pero reconforta pensar en la calidez de los abrazos, de las palabras amables y de los momentos tiernos; intenta desterrar, aunque sé que esto es un poco complicado, aquellos momentos o palabras que te hicieron daño, a donde vas ya no los necesitas; y no, no derrames lágrimas por ninguna pareja, hombre o mujer, que te trató mal o con desprecio, recuerda que con toda seguridad tú también trataste mal a alguien en alguna ocasión. 

El perdón es el mejor pedernal para prender la llama que alumbrará el viaje. 

Ponte los calcetines que te bordó tu abuela, el viejo pijama que te regaló tu padre en aquel cumpleaños, ya tan lejano en el tiempo, y ponte en los pies la manta de agua caliente que heredaste de tu madre. No inicies el viaje, por favor, sin el gorro blanco legado de tu abuelo.

Envuelto en tan buena compañía ya puedes acurrucarte, cerrar los ojitos y decir un tímido adiós a tu anodina existencia. 

Mormir pequeñines, mormir.





Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia


4 comentarios :

  1. ¡Qué bonito! Me ha gustado mucho.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aiya Eowyn,

      ¡Qué alegría leerte por aquí!

      El relato, realmente es de mi hermano NUTLA, y creo que está escrito con mucha beligerancia contra el amor, aunque, como se esconde detrás de sutiles palabras, la negatividad pasa desapercibida.

      Namarië Eowyn, Tenna rato.

      Eliminar
  2. Hola UTLA!!! Tantos años más tarde, he vuelto :) He vuelto a escribir, pero también a leer, al mundo de los relatos digitales y al mundo de tus historias. Se nota el amor que tienes por las letras, porque no has dejado de escribir en ningún momento! Así que tengo trabajo para ponerme al día con tus relatos. De momento, he empezado por esta "siesta prolongada", que me ha encantado!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Andrea,

      ¡No me lo puedo creer! Andrea, ¿tú por aquí? ¡Qué alegría1
      Te vuelvo a poner en la lista de blogs allegados.

      ¡Oh! Todos pasamos por esas épocas oscuras, donde abandonamos este bello arte. Me alegra mucho leer que has vuelto a leer.

      ^^ Sí, un poco de amor a las palabras.

      La siesta prolongada es de mi hermano NUTLA, y contiene muuuucha negatividad, como es propio de él.

      Me alegro muchísimo de leerte. En serio. En ocasiones, las cosas buenas, vuelven.

      ¡Cuídate mucho!

      Un abrazo Fabricadora de historias.

      Eliminar