Un tranquilo lugar de aquiescencia

miércoles, 29 de julio de 2020

Resexpósibros: Peter y Wendy (James Matthew Barrie)

«Todos los niños crecen,
menos uno
»


Es casi imposible no quedarse prendado con ese arranque de la literatura universal donde el autor, James Matthew Barrie, eclipsado por su creación, nos alumbra con un arquetipo exportable a las culturas de cualquier parte del mundo.

George Llewelyn Davies exclamó «¡Morir será una aventura formidable!», frase que se convirtió en el leitmotiv del personaje y que se eliminó de las representaciones teatrales durante los años de la Primera Guerra Mundial en la cual murieron alrededor de un millón de jóvenes soldados británicos, George entre ellos.


Esta versión del niño que no quería crecer queda anotada por Silvia Herreros de Tejada, especialista en J.M. Barrie, y resulta una revisión imprescindible para conocer en profundidad al clásico personaje de Peter Pan que trascendió a su autor, J.M. Barrie.

—Wendy, yo me escapé el día en que nací.

Me resultó muy interesante descubrir en el libro los miles de detalles que menciona la autora versada en el mundo de Barrie y de su creaciónes literarias: Peter Pan.

Ella le preguntó dónde vivía. —En la segunda a la derecha —dijo Peter—, y luego todo recto hasta el amanecer.

El prólogo, con bastante páginas te proporciona un trasfondo utilísimo para encarar mejor al personaje, lejos de la versión descafeinada de Disney, en todo su amplio espectro: alegre, frívolo, cruel, fantástico, mágico…

(Garfio)—Pan, ¿quién sois? ¿Qué sois?», a lo que éste contesta: «Soy la juventud, soy la alegría. Soy un pajarillo que acaba de romper el cascarón».
Esto era, en efecto, una tontería, pero le sirvió al infeliz de Garfio para comprobar que Peter no tenía ni la más mínima idea de quién era o qué era.

Nunca sabremos de donde proviene Peter Pan, pero no es necesario saber de donde vienen las cosas buenas.

Un clásico de la literatura que, sin lugar a dudas, vale la pena leer.

Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

No hay comentarios :

Publicar un comentario