Un tranquilo lugar de Pruebas

miércoles, 26 de junio de 2013

Los cuentos de UTLA. El arquitecto que odiaba el pueblo de los gatos.

"Érase una vez en un mundo muy muy lejano al nuestro..."


Suena el despertador. Tengo mucho sueño. Me restrego los ojos con la mano. Y aunque esta  acción nunca sirve para quitarme la somnolencia, me ayuda a tomar conciencia de que debo despertarme.

Me incorporo y me siento en el borde de la cama. Bostezo. Es hora de ir al baño. Levanto la tapa y hago las necesidades matutinas. Aun llevo los ojos medio cerrados. Me giro para lavarme la boca.

Pero...¿ que es eso que asoma por encima de mi mano ? ¿ es acaso pelo ?

Entonces me doy cuenta, el reflejo del espejo me devuelve una imagen increíble.

Desconozco si aun sueño o si la realidad me esta gastando una broma pesada. El ser reflejado en el espejo no soy yo. Ese ser tiene pelo por todo el cuerpo, unas orejas puntigudas, y unos graciosos y finos bigotes le surgen de la boca.
¿ O debería decir me surgen ?
Esos ojos felinos, que parpadean a la misma velocidad que los míos, me miran ávidamente.

¿ Que... ? Eso no puedo ser yo.

Acerco mi mano al espejo. Con idéntica precisión la imagen del espejo realiza la misma acción.
Nos tocamos. Piel contra vidrio. Al abrir mi boca veo en el reflejo de su boca unos colmillos.

"Ding, dong."

Están llamando a la puerta.

¿ Que hago ahora ? Esto es de locos.
¿ En que me he convertido ?
Tengo aspecto de gato.

Calma. Respira. Relajate. Intenta recordar. Tu nombre, eso, primero tu nombre. Dadiv. Eso es. Trabajo,como arquitecto en Catolan. Tengo 28 años.

¿ Que es lo último que recuerdo de ayer ? Llegué cansado del trabajo, cocine un poco de salmón con cebolla para cenar. Me senté en la cama para leer un poco. Abrí el último libro de mi escritor favorito...el famoso Miauruki Murakami. Y después... ¿ después que más ? A si, ya lo recuerdo. Después me acoste. Si eso es lo último que recuerdo.

"Ding, dong. Din, dong. Diiiing... doooong."

Vuelve a sonar el insistente timbre de la puerta. Ya se irán.

"Dadiv. Dadiv, ¿ estas bien ? Ábrenos que llegaremos tarde al trabajo. "

¿ Esa voz ? ¿ Parece la de una compañera del trabajo ?

"Dadiv joder. Abre la maldita puerta o llamamos a la poli. Nos tienes acojonados"

Inconfundible. Esa es la voz de mi jefe.
Si me ven así será horrible. Oigo una llave girar en la puerta...
Mierda. Ella tiene una copia...

Rápidamente me dirigió al comedor. Intento cerrar la puerta antes de que entren...
Demasiado tarde. Ya se encuentran dentro.

Están en el comedor. Me miran sorprendidos.

Yo también les miro sorprendidos.

- Dadiv, ¿ que haces así ? ¿ te encuentras bien ?

- Con el pijama y medio dormido. Que verguenza. Esto pasa por leer hasta tarde a ese autor gatonés que tanto te gusta. Que juventud, gata del amor hermoso.

Están irritados y sorprendidos.

Pero yo lo estoy mas.
Mis dos,compañeros ella ataviada con su traje y su falda. Y mi jefe con su chaqueta y corbata.

También ... son ... gatos.

Gatos igual que yo.

"Hola...digo...Miaus dias".

*Nota*:
Este relato esta dedicado al verdadero Arquitecto, David R., quien sin su ayuda no se podrían construir tantas y tan buenas cosas.


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

20 comentarios :

  1. Jeje, bueno, mal de muchos... Lo chungo es ser gato uno sólo, a ver cómo se lo explicas a los del callejón ;)

    Buen relato, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mrs. Miniver,
      ...consuelo de tontos. ja ja ja . Yo pienso que el arquitecto se volvió un poco loco por leer mucho a ese autor gatones. ;->
      Si la pena es compartida, no da tanta pena.
      Un abrazo Mara.

      Eliminar
  2. Jejeje, me lo veia venir. Jejeje, pero me a parecido muy bueno. Mejor tus compañeros gatunos, que los del ayuntamiento que esta realizando castraciones para evitar la superpoblación gatuna Jejeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hikari Javier,
      Era completamente previsible... lo se... ^_^ ... y además no diré esta basado en hechos reales.
      Es cortito, pero gracioso.
      ¿ Castración ? Los seres humanos son horribles.
      Un abrazo Hikari Javier.

      Eliminar
  3. Bueno, mejor esto que el relato aquel de Benito Pérez Galdós en el que el prota se despertaba sin cabeza :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doctora,
      ¡¡Sacre bleu!! Pues ese si que tendría una buena historia que contar... cariño, cariño, ¿has visto si deje ayer mi cabeza encima de la mesita ? ;->
      Un abrazo Doctora.

      Eliminar
  4. je creo que me gustaría vivir en un mundo así, de gatos, completamente sinceros en su indiferencia

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola maslama,

      Un mundo de gatos donde la reina maslama impartiera con la fuerza del cariño justicia y bondad para todos. ;->

      No parecian muy diferentes a nosotros estos gatos del pueblo de los gatos.

      Un abrazo maslama y un ronroneo.

      Eliminar
  5. Jeje, mejor destino que el de Gregorio Samsa, más agradable y además con el alivio de que todos son como el protagonista, gatos, claro que Kafka es lo que tiene, que es Kafkiano y no puede evitarlo. Como siempre magistral relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mr. Cahiers,
      Pues no crea que no agradezco la comparación con un maestro como Kafka, que por cierto en el libro de relatos que me lei de el había una historia... que riase usted del escarabajo.
      Siempre tan amable Maestro. ^_^
      Un abrazo Pepe.

      Eliminar
  6. A mí también me ha hecho pensar en el pobre señor Samsa, pero puestos a elegir, indudablemente mejor ser un gato que una cucaracha.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea,
      Mil veces mejor, un gato es rápido, puede cazar, maullar... es cambio una cucaracha... Arggg... Pobre señor Samsa.
      Gracias por pasarte por aquí, siempre un placer.
      Un abrazo Fabricadora de historias.

      Eliminar
  7. Bravo, UTLA. Creo que ha sido tu relato que más me ha gustado. Lo que parecía una vuelta de tuerca a la metamorfosis de Samsa da un giro cuando vemos que todos los personajes son gatos como él. Me gustaría ilustrar una historia como esta que seguro les gustará a mis dos gatos -Poe y Asmodeo- negros.
    Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miquel,

      Un día tendremos que hablar largo y tendido tu y yo sobre más colaboraciones.

      Gracias por tus palabras. Realmente me gustó mucho dedicarlo a la persona que se lo dediqué. Y si, sin quererlo me salio un poco kafkiano.

      Muchas gracias por pasarte por aquí.

      un abrazo Mr. Borgo.

      Eliminar
  8. A mi hay algo que no me cuadra en esta historia ¿Gatos trabajando? ¿ Y encima con prisas? Eso si que es algo raro raro... jamás oí hablar de un gato estresado... ¿serán alemanes o chinos? Españoles seguro que no...

    ResponderEliminar
  9. Hola Amalasunta Regna,

    En el pueblo de los gatos, los minínos tienen mucho ajetreo y siempre estan ocupados.

    Aunque les dura poco el stress.

    Los gatos no son alemanes ni chinos, son de Gatoworld. ;->

    Un abrazo Amalasunta Regna, princesa de las hadas de bosquevilla y portadora del heredero único

    ResponderEliminar
  10. Jajjajajajajajaja que bueno UTLA se te va, se te va.... jajjajajajaja `por lo menos en el mundo gatuno parece que no hay tanto paro.... eso si que palooo que tu jefe y compañeros te vengan a buscar!!

    Abrazote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lluna,

      Es que GatoWorld es una sociedad muy tribal pese a su avanzada tecnologia, y los compañeros gatunos estan encima los unos de los otros.

      ¿ Se me va ? Todavía no has visto nada compañera. ;-O

      PowersJackie.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Hola,
      Gracias!! ^_^
      Un abrazo Shop Sex.

      Eliminar