Un tranquilo lugar de Pruebas

domingo, 30 de junio de 2013

Quinta colaboración UTLAquiana. La Alta Sacerdotisa Maslama.



Quinta colaboración UTLAquiana

Esta entrada es fruto de una colaboración con el Blog "Las gatas madrileñas"

Gracias Maslama por dedicarme tu tiempo


Érase una vez, en el antiguo y mágico mundo de los egipcios, cuando los gatos traspasaban el umbral del reino de los muertos y de los vivos...

Vivía una alta sacerdotisa en el tempo de UT. Se llamaba Maslama y era una mujer fuerte, sabia y con un gran corazón.

Esta fascinante mujer sentía debilidad y pasión por los gatos. Ellos eran sus acompañantes por sus peligrosos viajes astrales por el mundo de los muertos, un ancla imprescindible para poder regresar al otro lado con los vivos.

El gran faraón de aquella región la consultaba asíduamente sobre los asuntos del reino, de los hombres y también sobre los muertos.

Distribución de alimentos, preparación de exequias para altos cargos, organización de esclavos, defensas, festividades sagradas. Todo le era consultado a la Alta Sacerdotisa.

Sin embargo, Nuth, el consejero del faraón, acérrimo enemigo secreto suyo, envidiaba la cercanía de la que gozaba la Alta Sacerdotisa para con el faraón.

Así pues, el consejero marchó en un repentino viaje al extranjero; al lejano país de las tierras verdes.
Cuando al cabo del tiempo volvió, traía consigo un poderoso veneno en un pequeño frasco.

El mismo día de su regreso solicitó audiencia con la Alta Sacerdotisa.
La audiencia le fue concedida para esa misma noche.

"Que estúpida hembra. Así tendré ocasión de mezclar en su copa el líquido de este veneno." , este funesto pensamiento cruzó por la mente del envidioso Nuth.

Y llegó la noche.
La luna, silenciosa testigo desde su inalcanzable reino, no podía advertir a Maslama de la grave traición sobre la que ella se cernía. Y solo podía contemplar la escena inquieta.

Maslama recibió al consejero con un ceñido vestido blanco de lino, una prenda semitransparente que insinuaba discretamente sus gentiles formas.
Nuth llevaba puesto su sencillo Shenti, una faldilla corta atada con un grueso cinturón de cuero negro. Su cabeza estaba coronado por un oscuro nemes, el tocado masculino particular de las castas altas.

Las criadas de Maslama acomodaron a Nuth y sirvieron la comida.
Las decenas de gatos que ocupaban el templo-casa de Maslama se arremolinaban entorno de ella y de su invitado Nuth.

"Esta noche, Nuth, la luna esta inquieta. ¿ Es extraño verdad ? "

Nuth elevó la mirada hacia el estrellado cielo. No veía nada extraño en la luna.
¿ Quizas Maslama sospechara algo de sus verdaderas intenciones ?
Dudó por un instante en aplazar su plan pero enseguida se arrepintió.

"Maslama, veo que tenéis la copa vacía, permitirme bella Sacerdotisa que os la rellene."

El pérfido Nuth rellenó la copa de Maslama con unas gotas de su ponzoñoso veneno.

Maslama bebió. Sonrió cortesmente a Nuth en señal de agradecimiento.

"Ahora, gran sacerdote Nuth, acompañadme y beber conmigo."

Nuth, el gran sacerdote palideció, Maslama se incorporaba del suelo y se acercaba con la copa en la mano.

"Alta Sacerdotisa", dijo Nuth, "es una bebida demasiado cara para malgastar en un paladar tan pobre como el mio."

Entonces Maslama se acercó al oido de Nuth, y le susurró...

"¿ No notáis que la Luna esta inquieta esta noche mi querido Nuth ?"

El miedo recorrió los ojos de Nuth. Apartó la copa de un fuerte empujón la cual cayó rodando estrepitosamente. El líquido se derramó por el suelo. El gran consejero sacó el cuchillo que portaba escondido en su Senthi, y lo esgrimía dando veloces surcos al aire.

Una decena de gatos se interpusieron entre Maslama y Nuth. Los tiernos animales, ahora convertidos en fieras salvajes, se aprestaban en torno a la mesa. Colmillos, garras, bufidos, alaridos, siseos, la gran danza de gatos se concentraba alrededor del pérfido consejero.

En aquel momento el cuerpo de Maslama comenzó a convulsionar. Un fuerte ardor crecía por su garganta. Al instante siguiente sintió un inmenso dolor en su vientre. Su cuerpo cayó desplomado al suelo.

"Maldita.". Gritó Nuth. "Muere, muere, mil veces muere."

Entonces una ronca voz masculina surgió detrás de unas frondosas cortinas de la estancia.
Era el faraón. A su lado dos de sus más leales guardias se abalanzaban contra el pérfido consejero.

"Prender al traidor."

Nuth se quedó sorprendido ante esta aparición.
Los guardias del faraón lo redujeron ante su falta de resistencia.

"Llevaoslo. Mañana decidiremos sus tormentos."

El faraón, una vez a solas en la estancia, se acercó al inmóvil cuerpo de Maslama. El gran faraón, hijo de Seth y de los sietes oasis del firmamento, se acuclilló para contemplar mejor el cuerpo de la Alta Sacerdotisa.

"Maslama. Dejad el juego. Ya habéis cazado a vuestro ratón."

Entonces, lentamente, el cuerpo de Maslama se movió.

"Por supuesto mi querido señor. Pero a las gatas nos gusta jugar con nuestras presas."

Maslama se había incorporado. Pero su rostro ya no era el de una bella mujer, sino que se había convertido en el de un gato de pelo gris y profundos ojos de color esmeralda. Maslama se acariciaba los finos bigotes que nacían de sus mejillas.

"Querida Maslama, por un momento pensé realmente que habías sido presa del veneno."

"Y así fue, pero que mal gata sería si no pudiera apartar el velo que separa la puerta de los dos mundos. Y ahora... ¿ jugamos un rato mi faraón ?"

"¿ Soy acaso una presa también ?"

"Quizás mi faraón, pero de otra clase..."

../..

Y dicen que Maslama sobrevivió al faraón. Y vió como la antigua y poderosa dinastía de Egipto se convertía en polvo. Dice la leyenda que mucho tiempo después la vieron cerca de la bastilla al final de la revolución francesa, otros documentos históricos aseguran haber visto un furioso gato con forma de mujer en los últimos días de la caída de Berlín, a finales de la segunda guerra mundial.
Y aunque muchas leyendas indagan en el paradero de este singular ser, su rastro se pierde en la noche de los tiempos.

No obstante, hay quien afirma haber visto una sinuosa figura de mujer con cuerpo de gato recorriendo los tejados de la capital de cierto país europeo...

Esto es verdad y no miento, y como me lo contaron te lo cuento.
Colorín colorado.
UTLend.

Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

18 comentarios :

  1. Muy bueno el relato. Gracias a los detalles he podido meterme en la historia que bien documentados. Me encantan estas historias. esperando con ansias la proxima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hikari Javier,
      Bueno, maslama se merecia esta pequeña indagación histórica, no por nada es la señora Bloguera relatadora de eventos históricos más conocida de estos lares.
      Siempre un placer verte por aquí.
      Un abrazo Hikari Javier.

      Eliminar
  2. ¡Bravo, Maslama! Eres una auténtica Bastet. Un buen relato desde los tiempos faraónicos hasta la caída de Berlín.
    Aplausos y maullidos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja ja ja pillado... ^_^ te contesto en el siguiente...

      Eliminar
  3. Perdón por el lapsus, UTLA, pensaba que esta historia la había escrito Maslama. Claro, es que los dos formáis un fantástico equipo con vuestras historias de gatos. Por cierto que he dejado un comentario sobre la anterior, la de la metamorfosis, que me ha encantado.
    Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mr. Borgo,

      No pasa nada, tendría que ser má explicito en el título y poner claramente que esta es la historia de UTLA.
      La de maslama es genial.

      Es increible los retazos de historia que nos trae esta mujer-gato de los madriles. ;->

      Un abrazo muy grande Miquel.

      Eliminar
  4. Qué curioso, justo ayer me puse a ver "La momia".

    Mola el relato : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doctora,

      La momia, gran película, entretenida sin más y el duo principal muy compenetrado.

      Gracias por la buena crítica.

      Un abrazo Doctora.

      Eliminar
  5. inquietante maslama :D
    me ha encantado
    La Kate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kate,
      Todo un honor tener a una gran aventurera como tu por estos lares.
      Ciertamente, la aun desconocida leyenda de maslama, supera con creces cualquier viso de realidad.
      Un abrazo aventurera Kate Walker.

      Eliminar
  6. ¡caray, estoy abrumada! me encantaría ser tan interesante como en tu magnífico relato.. creo que voy a pensar un rato que lo soy (sólo un ratito), pondré cara de gata fascinante, con los bigotes muy muy altos :))

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alta Sacerdotisa Maslama, ^_^

      No pienses que eres interesante.
      Efectivamente lo eres.

      La magia de este mundo, mal llamado virtual por algunos, es el poder de la transformación absoluta. La alquimia de la conversión de un simple mortal en un Dios eterno.
      El límite lo pones tu, puedes ser quien tu quieras.
      Y si alguna noche, cuando tengas uno de esos sueños recurrentes, te despiertas asustada en tu lecho, no pienses que solo ha sido un sueño, ha sido el recuerdo de una vida pasada de tu mater-alma.
      Un placer la colaboración.

      Un abrazo muy grande maslama y un ronroneo.

      Eliminar
  7. UTLA le tengo algo abandonado. Y es que el festival online me está chupando la sangre ;)

    Me gusta volver a sus relatos. En esta ocasión Maslama continúa con el gran nivel de tantos.

    Para cuando otra aparición suya??

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ciudadano,

      No te preocupes, es una muy buena iniciativa la del festival OnLine. Aparte de original me parece una buena propuesta por traer algo de frescura al panorama cinéfilo.

      Además, todos estamos un poco más ocupados de lo normal con el verano a la vuelta de la esquina.

      Es un placer verte por aquí como siempre.
      Y visitar tu blog y aprender algo nuevo de cine.

      Un abrazo muy grande Ciudadano Noodles.

      Eliminar
  8. Genial como siempre. Me ha encantado la forma de alcanzar la inmortalidad a traves de la muerte.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Shilmulo,
      Me gusta que te guste, porque, esta noche ... tenemos nuestra colaboración (justo recien publicadas). ^_^
      Un abrazo gran Rey de los murciélagos del oeste.

      Eliminar
  9. Pobre Nuth, que inocente...No era tan sabio como aparentaba ser. Todo el mundo sabe que a un gato no se le puede matar tan fácilmente. Entonces ¿Como iba a poder matar a la reina de los felinos?
    Muy interesante relato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalasunta Regna,

      Un gato no es fácil de matar, no por nada tienen 7 vidas.

      Y si lo combinamos con la fortaleza feménina.

      Touche!! La reina de los felinos, la alta sacerdotisa maslama.

      Todo un placer ver la por aquí Amalasunta Regna.

      Un abrazo Amalasunta Regna, princesa de las hadas de bosquevilla y portadora del heredero único

      Eliminar