Un tranquilo lugar de Pruebas

viernes, 2 de diciembre de 2016

Causalidad cósmica. Sillas causales


[6] 
«Hoy es el primer día, 
del resto de tu vida».
Anónimo.


El tosido intranquilo de un esquizofrénico en un lugar vacío altera la causalidad cósmica, que no espera en ningún momento encontrar a nadie.

Cuando Robert tose, es la 01:23:45, en el pabellón 45, esta numerología tampoco le gusta a la causalidad, excesivas casualidades...

Apenas transcurre un minuto desde el inicio del conflicto. La vibración del molesto tosido esquizofrénico resuena en las cavidades de los conductos cósmicos de la realidad, ese doble 45, multiplicado por el nacido un día 23, se cuela iracundo por las antiguas ramificaciones de la existencia. La causalidad no puede crecer en la casualidad.

Las sillas caen en el hueco vacío de la antigua piscina, y como lucharon, así caen, las sillas ordenadas al fondo, en total sincronía, las caóticas caen de cualquier manera, en el extremo opuesto, apilonándose de cualquier forma. Al caer una silla, esta permanece en total quietud, ya no se mueve, su brillo se extingue y ya nunca se volverá a mover.

El carraspeo del esquizofrénico Robert restablece el precario orden cósmico de vuestra heredada realidad. El tosido de un mendigo salva a la humanidad de desgarros mayores. Sin embargo, el ignorante héroe, desconoce su propia hazaña, y huye con la rapidez que le permiten sus piernas por el oscuro pasillo.

Un coche policial lo detiene veinte minutos después en Elmwood Avenue, corre en la madrugada, en calzoncillos y una camiseta. Le toman declaración. Narra la increíble vivencia.

Su recompensa: Esquizofrenia aguada y principio maníaco-depresivo. Al menos, el héroe de la humanidad come sopa caliente cada noche.


¿Hace ruido un árbol que cae en un bosque y no hay nadie para escucharlo?
Anónimo


FIN...

Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia


1 comentario :

  1. Muy buen relato, UTLA. Es ingenioso y entretenido. El final no podía ser de otra manera: real y cruel, como toda realidad.
    Voy a fijarme bien en cada silla en la que me vaya a sentar de ahora en adelante.
    Saludos.

    ResponderEliminar