Un tranquilo lugar de aquiescencia

viernes, 24 de enero de 2014

Los cuentos de UTLA. Acto IV. El basilisco.


../..

Habían pasado varios días y el niño aún no había vuelto a palacio. El paso de ese tiempo confirmaba nuevamente el fracaso de un nuevo héroe.

Al cabo de tres días, el joven príncipe escuálido bajó a las catacumbas. Iba solo, ningún soldado de la guardia le acompañaba. En su cabeza llevaba su magnífica corona de oro y en la mano derecha una brillante espada. Parecía dubitativo pero finalmente entró  en la estancia donde el basilisco reposaba.

El príncipe escuálido chilló.

- Hola monstruo. ¿Todavía estás vivo? ¿Ningún héroe consigue matarte?

- No me torturéis más. Devolvedme mi forma humana.

- Engendro, no sé de qué me hablas. Merecerías morir, pero no te puedo matar ni tu a mí.

- Libérame. Te lo suplico.

Ambos, el príncipe escuálido y el basilisco se quedaron mirando a los ojos fijamente.

- BASTA DE MENTIRAS. - atronó una voz que procedía  desde detrás del basilisco. Una figura se alzó. Era el niño.

- ¿Estáis AUN vivo? Gracias al cielo.

El niño desenvainó la espada y comenzó a acercarse lentamente al príncipe escuálido.

- ¿Qué hacéis aquí abajo Majestad? ¡Me gustaría saberlo!

- Estaba preocupado por vos y... pero...no me gusta vuestro tono.  ¿Acaso os ha hechizado el basilisco? O peor aún, ¿os habrá engañado y confundido con sus mentiras?

El niño rió.

- Ya veo. No debéis creeros sus mentiras. Así me engaño a mí. Acercaros a mí, joven héroe. Rehuid esa demoniaca presencia.

El príncipe escuálido y el niño estaban cada vez más cerca el uno del otro.

- En defensa del basilisco diré que no me mató cuando pudo hacerlo.

Tras estas palabras, el príncipe escuálido dejó escapar la antorcha al suelo. Un fugaz y certero golpe de su pie apagó aquella débil luz. Nuevamente en la  estancia sólo reinaba la oscuridad.
Se escuchó un chillido. Después un ruido de un frasco roto se escuchó y al instante una extremada luz blanca iluminó la estancia. Aquella luz desveló la verdadera apariencia del príncipe escuálido que ahora se veía como el monstruo deforme y sanguinario que era. Mientras que el basilisco mostraba la forma de un pequeño muchacho tirado en el suelo.

La espada del niño golpeo fuertemente la frente de la figura del príncipe escuálido. La corona que llevaba en la cabeza cayó al suelo. Antes de que pudiera reaccionar y todavía cegado por la inmensa luz que invadía la estancia, el niño fintó su espada. La cabeza del príncipe escuálido rodó por la galería. Ahora mostraba su forma real. Dos ojos monstruosos en forma de serpiente se apagaban. Al mismo tiempo la figura que había sido el basilisco recuperaba su verdadera forma. El verdadero príncipe del castillo había vuelto. Y el basilisco había muerto.

../..

No hubo tiempo de vítores ni despedidas. Ya andaba presto el niño de vuelta a casa. A su querido bosque. Con la niña que estaba esperando. Apenas tuvo tiempo de recoger la rosa blanca que poseía el malvado basilisco en su interior. Y aunque el verdadero príncipe quiso darle muestras infinitas de agradecimiento, el plazo de doces días que el sabio búho Avisis le había pronosticado estaba expirando rápidamente. El niño quería volver inmediatamente al hogar. Le habían proporcionado un caballo, el más veloz que poseían en las cuadras reales. Aun así el tiempo se escurría tan rápidamente como aquella arena del desierto que ahora pisaba su montura.

Quedaban pocas horas. El plazo vencía justo aquel mismo día.

El linde del bosque no aparecía. El atardecer estaba cayendo y el sol llegaba a su cénit. La noche sustituyó al sol. Por fin apareció el linde del bosque, pero aun debía recorrer un buen trecho hasta llegar a su cabaña.

La luna miraba expectante desde lo alto del cielo sin poder decir nada. El niño ya se encontraba delante de la puerta de su cabaña. Muchos animales, fieles compañeros, hacían guardia en la entrada del hogar. El sabio búho Avisis estaba delante de la puerta. Dirigió su mirada a la rosa blanca que llevaba el muchacho en la mano.

- No corras más niño, lo has hecho bien. Pero la niña … ha muerto.

../..



...sigue leyendo mientras no cierres tus ojos...

18 comentarios :

  1. Nooooooo!! Te odio :(
    Odio los finales tristes, aunque todavía no sea el final, es triste.
    Me voy a dormir ya, pero tendré pesadillas por tu culpa, ya lo sabes caerá sobre tu conciencia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Edith T. Stone,

      La vida no es justa, aunque quien sabe...
      ¿ quizás aun pueda encontrar paz y el perdón para su atribulada alma de niño en el quinto acto ? La perdida forma parte de la vida.

      Uppss... ya sabía yo que este acto acarrearia problemas a mi salud moral.

      Un abrazo cuerda entre locos.

      Eliminar
  2. ¿que ha muerto? ¿cómo que la niña ha muerto? ¡las niñas no pueden morir en los cuentos!

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maslama,

      ¿¡ Muerto ?! ¿¡ Las niñas no pueden morir en los cuentos ?! Ups... pues entonces no se si el 5º acto gustará. ;->

      Un abrazo Alta Sacerdotisa Maslama.

      Eliminar
  3. Maslama tiene toda la razón. En los cuentos como Dios manda los principes son buenos, las princesas guapas y las niñas no mueren. Bueno, al menos has matado al monstruo.
    No nos dejes así, hombre...
    Saludos.
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mr. Borgo,

      Ya veo que he azuzado mucho al gallinero, que hasta tu, compañero, vienes a atacar esta sin razón.

      Tres reglas básicas. Si señor... pero falta una cosa. ¡¡ Y no es el quinto acto !! ;->

      A ver que te parece el último.

      Un abrazo muy grande Miquel.

      Eliminar
  4. Nooooooooooooooooooooooooooo, ¿Por queeeeeeeeeeeeeeeeeee?
    ¿Pero como nos puedes hacer esto? Es que acaso no tienes corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hikari Javier,

      El influjo de George R.R. Martin me ha podido... pero... aun estoy a punto de enmendarlo, ¿ verdad ? Es lo bueno de los cuentos...

      ¿ Cual es la máxima de los cuentos ? Siempre hay final feliz.

      Aunque deberiamos definir que es feliz. ;->

      Un abrazo muy grande Hikari Javier.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Es mejor morir sabiendose amado... que vivir eternamente sin amor. :-P
      Gracias por pasarte por aquí.
      Un abrazo mentesueñoactiva.

      Eliminar
  6. ¿Y cómo sabe el búho si ha muerto?.

    Lo digo porque lo de tomar el pulso parece fácil en las pelis, pero no. De hecho antes se enterraba a mucha gente viva a la que habían tomado por muerta.

    Sea como sea este búho no me cae bien desde el principio ¬_¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doctora,

      Ya veo que sus prejuicios contra el personaje "sabio" siempre estan presentes.

      Es un viejo buho, muy anciano y sabio. Es el gandalf de los buhos. Y no se equivoca nunca, menos cuando quiere equivocarse. ;->

      Que Doctora más poco amiga de la autoridad y del conocimiento. jajaja

      Un abrazo Doctora y hasta la próxima visita.

      Eliminar
  7. Ostras qué final, UTLA!!!!!!! Bueno, veo que aún nos queda la esperanza del TO BE CONTINUED no? jeje Menos mal! Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcos,
      Como siempre, viendo más allá. Queda una parte. El Acto V. Esperemos a que el niño retome su vida.
      "A mi manera" un abrazo Marcos.

      Eliminar
  8. Joder UTLA!! ya salió ese aire tan malvado! ;)
    Está claro que el quinto nos guarda una sorpresa aún más tremenda o maravillosa?¿? me estoy anticipando y espero el desenlace.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ciudadano Noodles,

      ¿ Malvado ? Me teneis confundido con otro estimado ciudadano.

      No hay maldad en las acciones, sólo en las personas. ;->

      Un abrazo Ciudadano Noodles.

      Eliminar
  9. Ya sabía yo que no podría contarle esta historia a mi pequeño... ¿o si? que final nos deparas.. ¿podremos perdonarte por matar a la niña?... eso es por las criticas aquella historia que nos relataste hace tiempo en el que te tildamos de demasiado indulgente?
    y cada vez me cae peor el buho... "lo has hecho bien pero ha muerto" entonces es que no lo ha hecho bien.. ¿o es que querían que muriera? si la niña es otro basilisco entonces si lo ha hecho bien.. grrr yo si que estoy como un basilisco... voy presta a leer el final, a ver que pasa. grrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalasunta Regna,

      ¿ Porque no se la puede contar ?

      Los hermanos Grimm tiraban a la olla hirviendo a la malvada bruja.
      Los hermanos Grimm le ponían zapatos de hierro al rojo vivo a la madrastra.

      Los verdaderos cuentos no son aquellos que no cuenta el lado cruel de la vida, son aquellos que no lo hacen de manera explícita.

      ¿ Indulgente ?

      Pobre buho. Un pozo de sabiduria. Siepre se tiene mania a la figura del maestro sabio (sobretodo si es un sabelotodo como este buho).

      Puedes hacerlo máximo que puedas, y aun así no ser suficiente. Las acciones del niño han sido realizadas como mejor sabía y con buen corazón. Aun y así... nunca , por más que hagas, puede ser suficiente para cambiar las cosas malas de esta vida.

      Calme sus ánimos, fogosa reina,el final esta cerca.... quizás será de su agrado, o tal vez no ?

      Un abrazo muy grande Amalasunta Regna, princesa de las hadas de Bosquevilla y Madre del heredero único.

      Eliminar