Un tranquilo lugar de Pruebas

martes, 28 de febrero de 2012

El retrato de Dorian Gray

El retrato de Dorian Gray (Oscar Wilde)


Basado en hechos reales...

Era mediados de un caluroso mes de agosto y acabábamos de cenar en un angosto local; la estrechez del lugar era la razón que convertía aquel pequeño antro en una olla a presión con sudorosas personas como ingredientes. Esta causa fue la justificación necesaria para terminar rápidamente el escaso ágape, una pequeña pizza acompañada de un vino peleón acorde al lugar.

Abonamos la deuda y acto seguido nos dirigimos a la calle, aun con la elevada calor ambiental, la sensación fue refrescante si la comparábamos con el interior del tugurio.

- Hola, buenas noches, ¿ conoceis a Oscar Wilde ?

Sin previo aviso, un extraño personaje surgido de la nada nos dirigió aquellas extrañas e interrogativas palabras. Todas las miradas de nuestro expectante grupo se dirigieron hacia aquella alma que con mirada perdida nos exhortaba a realizar un malabar juego mental enmedio de una tórrida noche.

Al igual que el resto de mis acompañantes, dirigí mi curiosa mirada al personaje en cuestión. Vestía de oscuro, no gótico pero si algo tétrico, con ropajes a destiempo de su época; como si un escritor de literatura de terror del siglo diecinueve hubiera conseguido romper la barrera del tiempo y se nos hubiera aparecido de repente, y  en un esfuerzo supremo hubiera intentado adaptar sus ropas a la nueva época, pero con escasa gloria por su parte. 

Mientras tanto, la mirada bucólica de aquel ser parecia retarnos con aquella cuestión.

Durante un par de segundos que parecieron eternos nadie contestó. A mi mente vino el reciente viaje a París, el cementerio mágico de Pere Lachaise, custodio de otrora celebridades ahora ya extintas y sin importancia en el fugaz mundo de los vivos; entre ellas, Wilde, el odiado, querido y respetado por igual. Un ángel introspectivo, en el interior de un macizo bloque de granito, vigilaba su eterno descanso; ese ridículo monumento mortuorio ungido con pintalabios por millares de labios estampados sobre el.

Mientras, mi mente regresó al tiempo presente. Nadie de nuestro grupo respondía. El extraño no dejaba entreveer sensación alguna. Y seguía observándonos.

Carraspee. Y solté de golpe...

- Oscar Wilde fue un famoso escritor, tuvo problemas con la justicia por culpa de su pretendida homosexualidad. Murió bastante solo y en la más misera pobreza. Actualmente sus restos descansan en el cementerio de Pere Lachaise, en París. Hizo muchos relatos cortos, ensayos, obras de teatro y escribió una única novela, el retrato de Dorian Gray. - finalizado mi raquítico soliloquio sonreí amigablemente, mi alegría fue similar a la de un niño cuando responde correctamente a las cuestiones de su profesor, el estúpido y autosuficiente júbilo del que cree haber superado una prueba con éxito.

La faz, del desconocido brilló por escasos segundos, permitió regalarnos una mirada de sorpresa. Ahora, todas las miradas se concentraron en mi persona. El extraño adelantó unos pasos. Extrajo su mano derecha del bolsillo y tendió la palma de costado pretendiendo estrecharme la mano.

Mi mano derecha fue a su encuentro. Ambas se abrazaron en gesto cordial. Yo estaba exultante, nadie más había respondido...

- ¿ Lo ha leído ?
- Perdona... - contesté torpemente.

El extraño pareció tomarse su tiempo, como si el tiempo físico no fuera con su persona, y requiriese un ajuste constante para amoldarse a nuestra presencia.

- ¡ Dorian Gray ! ¡ El retrato ! ¡ La novela de Oscar Wilde !. ¿ Lo ha leído ?

Me quedé atónito.

- No. - respondí secamente, como si con aquella negativa hubiera desmoronado la feliz meta aconseguida en los últimos minutos.

El extraño nos brindó un nuevo gesto: Desilusión. Su rostro marcó nuevamente una acentuada sorpresa, aunque no fuera quizás por mi estado, diriase que en esta ocasión el personaje se hallara ligeramente contrariado y presa de una profunda desilusión. Son esas fugaces miradas las que en ocasiones marcan una época de nuestras vidas.

Entonces, sosegadamente y con su taciturno carácter, retiro levemente el contacto de su mano con la mía.

- Perdonen que les haya molestado. 

Se quedo allí de pie; mientras, mi grupo de manera espontanea había decidido dar por finalizada la sesión de novela, y decidir el siguiente movimiento de aquella noche.
Soporté muchas bromas, chascarrillos, ¿ No conoces a Oscar Wilde ? ¿ No te has leído el libro ? , fue un buen momento, de aquellos que son recordados años después entre risas y bromas por los acompañantes que tuvieron la suerte de presenciarlo.

Pero, a parte de ese gracioso posterior momento que ya formará parte de mi vida para siempre, yo recordaré la mirada de esa persona, ese bucólico ser, que con su narcotizada mirada y su triste pesar en los ojos, me regaló la desilusión de alguien que esperaba encontrar un igual con quien poder hablar.

SBP




Este es un libro peligroso, parte del carismático éstilo del señor Wilde queda reflejado en parte entre sus hojas. Podemos apreciar la misoginia y el talante más irrespetuoso por el débil sexo, estas últimas, palabras muy acordes con el éstilo de Mr. Oscar Wilde.

Me imagino a sus personajes platicando con su propio autor, conversando alegremente sobre los placeres de la misantropía, del hedonismo exacerbado, de la meláncolia punzante que hiere a las personas.

Realmente no puedo negar su impacto en mí, es costoso encontrar buenos libros como este, en los que puedes embarcarte en una difícil travesía pero de la cual regreses ufano por lo vivido, y aunque no guardes grato recuerdo, puedas decir abiertamente, es un gran libro.

Os recomiendo su lectura, pero evitar sus trampas o quedareis atrapados en la misma farsa que cautivó a Dorian.

No quedeis atrapados en vuestro propio reflejo.


Desde esta línea en adelante esta entrada contiene avances (spoilers) de la trama.


"La risa no es un mal principio para una amistad y, desde luego, es la mejor manera de terminarla."

Y comenzamos con una cita sin aparente carga pero que deja entrever la sarcástica sutileza que destila Wilde en su obra.

"Elijo a mis amigos por su apostura, 
a mis conocidos por su buena reputación 
y a mis enemigos por su inteligencia."


*Aunque la anterior frase la dice un personaje de la novela, bien pudiera haber surgido de los labios del mismísimo autor.


"Las buenas influencias no existen señor Gray. Toda influencia es inmoral; inmoral desde el punto de vista científico."


Ese misterioso ser llamado Dorian Gray, ¿ se transformó en un ser malvado por influencia de Lord Henry o acaso ya poseía él mismo la semilla de la maldad en su interior ? 
¿ Hasta que punto somos responsables de las situaciones que nos cambian la vida ? ¿ Y si Dorian Gray no hubiera conocido a Lord Henry ? Hubiera seguido el camino de la inquina ? 

"Pero este cuadro siempre será joven. Nunca dejará atrás este día de junio... ¡Si fuese al revés! ¡Si yo me conservase siempre joven y el retrato envejeciera! Daría..., ¡daría cualquier cosa por eso! ¡Daría el alma!"


Y es llegado este momento de máxima inflexión en la narración, cuando algo se trunca en el interior del tierno Dorian, es cuando se da cuenta de su propia mortalidad, y desea con el fervor más encarecido poder detener su envejecimiento, poder detener el tiempo, el deseo que cualquier ha sentido en algún momento de su vida... Pero , ¿ es eso correcto ? ¿ es natural ? Y la peor pregunta... ¿ es benigno ir "contranatura" ?


"En la actualidad la mayoría de la gente muere de una indisgestión de sentido común y descubre cuando ya es demasiado tarde que lo único que nunca lamentamos son nuestros errores."


No todos los errores son buenos, pero desde luego sino llego al extremo de adularlos, para bien o para mal los errores son siempre los que más nos enseñan.


"Mi querido muchacho, ninguna mujer es un genio. Las mujeres son un sexo decorativo."


Y aquí surge ese terrible carácter misógino... realmente este libro destila misoginia por todos sus poros. Es difícil resistirse ante algo tan políticamente incorrecto.


"Empezó a preguntarse si alguna vez conseguiría hacer de la psicología una ciencia tan exacta que fuese capaz de revelarnos hasta el último manatial de la vida."


La burla de Mr. Wilde hacía toda clase de conocimiento científico o pseudo-científico. Como es imposible entender al ser humano con argumentos de la razón, cuando somos algo más que nervios, sangre, órganos... ¿ donde se inicia una idea ? Pero la pregunta no es esa, todos conocemos la manida historia de la chispa electro-química que genera un axón en un determinado lugar de nuestro cerebro... pero, ¿ porque se genera ? ¿ que nos hace ser como somos ? ¿ estodo un compendio de electricidad, química o hay algo más ? 


"Los hijos comienzan la vida amando a sus padres; al hacerse mayores los juzgan, y en ocasiones los perdonan."

Triste frase que deberemos reconocer, algo de razón tiene.



"Cuando somos felices siempre somos buenos, pero cuando somos buenos no siempre somos felices."

Y nuevamente, nos vuelve a dejar sin palabras. Después de la consecución de un buen acto no significa que debamos obtener nuestra recompensa.



"Sólo hay dos clases de personas realmente fascinantes: las que lo saben absolutamente todo y las que no saben absolutamente nada."

:-0 ... y... "solo se que no se nada"... así que... debo ser realmente interesante. :->



"Las emociones de las personas que se han dejado de amar siempre tienen algo de ridículo."


"Las mujeres nos aman por nuestros defectos. Si tenemos los suficientes nos lo perdonan todo, incluida la inteligencia."


Otro azote contra las mujeres; solo se quedan con la superficie, hasta nos perdonan lo que ellas consideran el mayor defecto, ya que ella carecen de ello, ergo debe ser un defecto la inteligencia.
Ais, ais, ais.... "repletito, repletito" de frases como esta esta el libro, las frases demoledoras se unen con las destiladas con misoginia profunda.



"Reconozco que, en mi opinión, es mejor ser hermoso que bueno. Pero, por otra parte, nadie está más dispuesto que yo a admitir que es mejor ser bueno que feo."


Viva el hedonismo elevado a la tercera potencia. Hermoso -> Bueno -> Feo , podemos ver en esta pirámide la importancia de llamarse... hedonista. ^_^


"- ¿ Y donde dejas el arte? - preguntó ella.
- Es una enfermedad.

- ¿ El amor?
- Una ilusión.

- ¿ La religión ?
- El sucedáneo elegante de la fe.
"


¿Porque escribe tan bien ? ¿ Siempre sabía que decir ? 



"Por supuesto la vida matrimonional no es más que una costumbre, una mala costumbre. Pero la verdad es que lamentamos la pérdida incluso de nuestras peores costumbres. Quizá sean las que más lamentamos. Son una parte demasiado esencial de nuestra personalidad."

En apariencia, una completa chanza en contra del matrimonio, se convierte en una de las frases más bonitas a propósito de ese acto. Son nuestras peores costumbres las que más felices nos hacen, incluidas entre ellas, el matrimonio. "Te amo pero no te entiendo" , porque el corazón hace oídos sordos al razonamiento de la razón, la mente solo esgrime argumentos fríos, ejemplares, de manual de buen oficio, pero se olvida entre sus quehaceres, que no todo es raciocinio, existe entremedio de eso llamado nacimiento y muerte, algo mágico y maravilloso llamado vida, y que ese termino intermedio carece de cualquier sentido computable, calculable o medible... el "sentir" no entiende de matemáticas, solo de sentimientos.

Así que con el corazón en la mano disfrutar mucho de esta lectura.
Un abrazo a tod@s.



Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.


*NOTA*: Esta entrada esta dedicada a mi hermano Raul, uno más de aquel grupo de expectantes acompañantes que estuvo allí aquella noche... la noche de ¿ Conoces a Oscar Wilde ?. Un abrazo muy grande Hermano.

No hay comentarios :

Publicar un comentario