Un tranquilo lugar de Pruebas

jueves, 3 de septiembre de 2015

Dos semanas con Julia. Capítulo 21. Integración. «Ojalás»


Revivo la existencia de la propia Julia a través de su libro. En este capítulo Julia me narra cómo se cayó de su caballo, aquella caída le fracturó un par de costillas, después del accidente tuvo que reposar durante dos meses. Durante ese tiempo se sintió mal, no sólo físicamente, anímicamente, como si el dolor físico siempre fuera acompañado de un malestar psíquico, y presta a seguir sus propios consejos comenzó a escribir sobre ello.

«La escritura, además de ser tu mejor amiga, 
también se convierte en un buen remedio contra tus neuras»

En el ejercicio de hoy, debo escribir 25 «ojalás». Según afirma Julia, no hay nada tan efectivo para reprogramar nuestro cerebro como habituarnos a aquellas cosas que realmente queremos abordar.

Detesto las listas, pero Julia transmitió tanta tristeza con su capítulo, que su lastimosa insistencia consiguió reblandecer mi rechazo a estas líneas esquemáticas, columnas verticales de palabras, estas molestas listas.

Y también debo reconocerme un melancólico incurable, pues de siempre me ha encantado la palabra «Ojalá», palabra la cual destila un color verde esperanza. ^^

1. Ojalá no estuviera siempre tan cansado.
2. Ojalá me fuera a dormir pronto cada noche.
3. Ojalá mis padres se llevaran mejor.
4. Ojalá recuperara la confianza con mi hermano.
5. Ojalá las personas a las que he hecho daño me perdonen.
6. Ojalá estuviera siempre contento.
7. Ojalá no me importara la muerte.
8. Ojalá tuviera a esa mujer «imaginada».
9. Ojalá no me enfadara.
10. Ojalá escribiera la historia de UTLA.
11. Ojalá escribiera una novela tan bonita como "La historia interminable".
12. Ojalá mi corazón no se enquiste.
13. Ojalá mi mente se conserve siempre joven.
14. Ojalá mis padres siempre estuvieran ahí.
15. Ojalá consiguiera ganarme la vida de otra manera.
16. Ojalá pudiera, a las personas que me han ayudado, brindar todo mi cariño.
17. Ojalá fuera mejor escritor.
18. Ojalá siempre pueda hacer ejercicio regularmente.
19. Ojalá pudiera viajar a Japón.
20. Ojalá el hastío no pueda nunca a mi ilusión.
21. Ojalá conserve a mis amigos queridos.
22. Ojalá nunca de al dinero, más importancia, de la que realmente tiene.
23. Ojalá no me odie a mí mismo.
24. Ojalá aprendiera inglés.
25. ¡ Ójala...!

«93% imaginación,7%realidad»


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

4 comentarios :

  1. Ojalá no dejes que publicar entradas con tus cuentos.
    ¡Y todo aquel que en la vida, ojala, ojalita y ojalata, chuculita, chuculata! ¡Fufuú, y chucuchucuchuchucuchúcu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Bruto escritor.
      jajajaja eso es, explosión de sabores. me encantas Raúl, eres imparable.
      Y todo lo demás es chucuchucuchuuuuuuú. jajajja
      Gracias de veras por acompañarme en cada una de todas mis entradas.
      Eres un gran soporte.
      Un abrazo muy grande bruto Escritor.

      Eliminar
  2. Publicas tan seguido ultimamente que me he perdido alguna de tus publicaciones. como siempre es un placer leerte. Te veo inspirado jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Hikari Javier,
      esto solo sucederá una vez cada siete años, cuando venus y marte coinciden en la boveda celeste.^^
      este libro me ha dejado muy muy inspirado, es una "fuente" inagotable de ideas.
      Un abrazo y gracas por apsarte por aquí.

      Eliminar