Un tranquilo lugar de aquiescencia

martes, 8 de septiembre de 2015

Dos semanas con Julia. Capítulo 36. Conducir.


«La velocidad ayuda a crear, afirma Julia en este inspirador libro que ha creado. Debo narrar sobre ello, pensar en disciplinas que expliquen la velocidad desde distintas perspectivas».

Es en parte esta idea de Julia un pensamiento que comparto, llevo años escribiendo en tren, desde el trayecto de mi casa al trabajo y en sentido inverso. Cada trayecto es de una hora, con lo que al día dispongo de poco más de dos horas aprovechables; antes devoraba libros, después descubrí la escritura, y aunque ahora intento alternar entre ambas pasiones, debo reconocer que la escritura gana más veces de lo que debería.

Cuando el tren pasa veloz por unos árboles, la forma difusa de las ramas, las piedras y el propio suelo conforman un extraño lienzo de difuminados colores. Dentro del vagón suceden otras muchas cosas, la niña que tose, el adolescente con los auriculares a todo volumen, las viejecitas parlanchinas, o el trajeado hombre de negocios. Pero ni el exterior ni el interior importan, tan solo la velocidad en sí misma, es en esa rapidez donde yo adquiero creatividad y me acerco a la «fuente».

Quizás algún día los científicos expliquen con alguna de sus estrafalarias teorías, un vínculo entre velocidad y creatividad.

En Física...

Podemos imaginarnos la fórmula: C= v2 x a / m
(donde C es creatividad = v (velocidad m/s) al cuadrado x a (aceleración) todo ello dividido por m (masa)).

¡Sorprendente!, argumentarían unos, aunque nosotros ya lo habíamos intuido tiempo atrás.

En antropología...

A lo mejor provenga de nuestros tiempos en la caverna, cuando nuestra supervivencia dependía de cuanto corriéramos detrás de las presas, huyendo velozmente de los depredadores, salvando la vida de un corrimiento de tierras apartándonos de la gran piedra que caía.

En Psicología...

Quizás algún día los psicólogos deduzcan que el movimiento está asociado inevitablemente con los estados de ánimo, puesto que la mente con la velocidad se mantiene activa, alerta ante lo que sucede en nuestro entorno fugazmente, o quizás deduzcan lo contrario, que la muerte es movimiento. Incluso algunos lleguen a afirmar categóricamente que el movimiento, lejos de ser un parámetro psicométrico más, es el catalizador vital del sexo. Si Freud levantara cabeza. Psicología divina incoherencia.

En Filosofía...

Las personas exitosas se mantienen en movimiento, comentaba una cita del internet, aunque no hay que realizar una interpretación directa de esta frase, no entendiendo este movimiento como un acto realmente físico, es una metáfora, iniciar las acciones que desencadenen otros eventos que a su vez desencadenen otras acciones y así sucesivamente firmando una gran carambola cósmica. Yo la bautizo la corriente «movimientista creativista».


Física, Antropología, Psicología, Filosófica... ¿pensáis que exista alguna otra variante científica que especule mejor acerca del movimiento? ¿Realmente creéis que el movimiento produce creatividad?

Agradezco mucho vuestra afable lectura.

«No dejéis nunca de moveros»

«93% imaginación,7%realidad»


Cierra tus ojos, encuéntrate y sigue para adelante. Buena Suerte.
Un Tranquilo Lugar de Aquiescencia

2 comentarios :

  1. Què bárbaro. La entrada más inteligente de todas. ¿Cómo se te ocurre todo esto?
    Escribí viajando en tren, y me dio resultado, pero mierda que tuve que editar al pasar a word...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Raúl,
      jajaja no vea tanta inteligencia compañero, yo solo leo locuras acumuladas en fila ^^
      Editar el eterno enemigo jajaja
      Un abrazo bruto escritor.

      Eliminar